Aznar rechaza los secesionismos y dice que "no hay ninguna nación que aguante un proceso constituyente continuo"

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha rechazado los secesionismos y ha dicho que "no hay nación que aguante un proceso constituyente continuo", aludiendo a que desde comienzos de los años 2000 "se ha cruzado la línea roja" por parte de los partidos nacionalistas en sus exigencias.
ÁVILA, 10 (EUROPA PRESS)



En esta línea, ha abogado por el "respeto al diseño constitucional", ya que, ha citado como ejemplo, "si se va a vender España fuera van a preguntar si la semana que viene vas a existir".

En este asunto hay que "hablar claro y rotundo, como la Constitución", ha dicho en la presentación de su libro de memorias en la capital abulense, donde ha recordado sus orígenes políticos, cuando concurrió por Ávila y salió elegido diputado.

"Me dijeron que aquí no teníamos nada que hacer", ha recordado de su llegada a la provincia, a la vez que ha dicho que no podía explicar su vida sin Ávila.

Fueron momentos "vitalmente gratificantes y políticamente provechosos", tras aludir su llega a la presidencia de la Junta de Castilla y León, desde donde fraguó "una alternativa nacional" de centro derecha.

Aznar, que ha rememorado nombres que le acompañaron en sus comienzos políticos en Ávila, ha explicado que la crisis que vive España tiene el añadido de "la pérdida de tres pilares del éxito de la Transición" que hay que "reconstruir".

Uno de ellos fue el de "mirar al futuro y no al pasado", lo que fue "arrasado desde 2004", junto a "renunciar a la expresión de la Constitución en aras de un terreno compartido", y "reconocer la pluralidad a cambio de la lealtad", por lo que ha propuesto "un esfuerzo de primera magnitud" para recuperarlos.