Aznar:"La continuidad histórica de una Nación merece ser defendida con el mayor coraje y convicción"

"El respeto a las instituciones y a la Ley es el gran legado de la Transición y lo que debemos defender"


SANTIAGO DE CHILE, 11 (EUROPA PRESS)

El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, ha asegurado que "la continuidad histórica de una Nación que abrazó la democracia y es garantía de libertad merece ser defendida con el mayor coraje y la más firme convicción", denunciando a los que por frivolidad o sectarismo rompen los grandes consensos del Estado.

Aznar ha hecho estas declaraciones en Santiago de Chile durante la presentación del informe de FAES 'América Latina: una agenda de libertad 2012' en el transcurso del primer Campus FAES Chile, desde donde ha afirmado que "el respeto a las instituciones democráticas y a la Ley es el gran legado de la Transición y eso es lo que debemos defender con claridad y decisión".

Ha subrayado asimismo que "una Nación débil, dividida o desestructurada no puede ser nunca una Nación próspera". "Una Nación que impugna sus mejores logros colectivos no puede afrontar con convicción desafíos futuros. Una Nación que menosprecia sus instituciones pone en riesgo su convivencia. Y una Nación que tolera el incumplimiento de sus leyes es una Nación que se asoma al fracaso", ha argumentado.

En palabras de Aznar, "las Transiciones chilena y española son dos grandes ejemplos de patriotismo, inteligencia y generosidad", ya que "se articularon mediante un gran consenso político y permitieron a nuestros países el mayor avance de su historia". En palabras de Aznar, salvaguardar ese legado significa "preservar la voluntad de consenso siendo leales al proyecto democrático de convivencia nacional y reclamando a todos idéntica lealtad" y, sobre todo, "significa un compromiso inquebrantable con sus logros concretos".

"El consenso chileno, como el español, fue el instrumento que permitió articular un marco de convivencia desde la afirmación de un principio esencial: que no hay democracia sin instituciones sólidas y sin el acatamiento escrupuloso de la Ley", ha asegurado Aznar.

Asimismo, ha destacado que le gustaría que los españoles pongan en valor los logros políticos y económicos que alcanzan cuando trabajan juntos para forjar un gran proyecto de convivencia nacional. También pidió que se denuncie con claridad a quienes, por frivolidad o sectarismo, rompen los grandes consensos de Estado. Y, sobre todo, que hagamos todo lo necesario para garantizar el respeto a las instituciones y el cumplimiento de la Ley siempre y por parte de todos".

CONSOLIDAR LAS CLASES MEDIAS

Durante su intervención, Aznar también se ha referido a las clases medias, de las que ha dicho son "la columna vertebral de una sociedad abierta; lo que le confiere estabilidad y dinamismo". "Por eso no hay nada más equivocado o peligroso para un país que impulsar políticas que las debiliten o erosionen", ha señalado. Por el contrario, ha apuntado a "la necesidad de consolidar las clases medias surgidas al amparo de la buena coyuntura en América Latina".

Para forjar una clase media "fuerte y sólida", Aznar ha considerado necesarias "reformas ambiciosas que garanticen una educación de calidad para todos y las mejores oportunidades para cada uno". En su opinión, esto es posible "con una política fiscal austera en el gasto y moderada en los impuestos; con medidas que faciliten la creación de empresas; con reformas estructurales y liberalizadoras que consoliden una economía flexible, abierta y competitiva. Y, sobre todo, con instituciones democráticas sólidas, que permitan a los ciudadanos desarrollar todo su potencial".

ESTADO DE DERECHO

En otro sentido, Aznar ha afirmado que "estos días vemos con meridiana claridad la abismal diferencia que hay entre los países que son gobernados por la Ley y las instituciones democráticas, como Chile, y los que aún soportan el Gobierno arbitrario de una persona y de su camarilla". "En los primeros lo que impera es el Estado de Derecho y en los otros el capricho de un autócrata, aunque se disfrace de demócrata", ha apuntado.

No obstante, Aznar ha celebrado que "el conjunto de América Latina" se haya "decantado mayoritariamente por la democracia representativa y la economía de mercado", y ha asegurado que "la aplicación de políticas sensatas ha dado excelentes frutos en términos de crecimiento, inversión, creación de empleo y lucha contra la pobreza".

La presentación del informe 'América Latina' en Santiago de Chile ha sido introducida por el ministro secretario general de la Presidencia chilena, Cristián Larroulet. Se suma a las que, a lo largo del año pasado, han tenido lugar en Lima, México DF, Guatemala, Buenos Aires, Santo Domingo, Bogotá, Washington, Sao Paulo y Cádiz. El documento analiza los cambios experimentados por América Latina, plantea propuestas renovadas y promueve la democracia liberal, las libertades individuales, la vigencia del Estado de Derecho, el fortalecimiento institucional y la economía abierta.

Aznar intervendrá de nuevo hoy en el Campus FAES Chile en un coloquio con los precandidatos presidenciales de centroderecha Andrés Allamand y Laurence Golborne. El acto, titulado 'El futuro que queremos', será moderado por el presidente de la Unión de Partidos Latinoamericanos, UPLA, Jovino Novoa. Asimismo, durante su estancia en Santiago de Chile, Aznar se ha reunido en el Palacio de La Moneda con el presidente Sebastián Piñera.

La Fundación FAES celebra estos días la primera edición de su Campus en Chile, organizado conjuntamente con UPLA, agrupación de partidos y movimientos políticos de centroderecha de América Latina. Las jornadas están teniendo lugar en la Universidad Andrés Bello y en ellas se están analizando cuestiones como las consecuencias políticas de las ideas; la libertad económica y las sociedades de clases medias; los valores de la democracia liberal; el momento que atraviesa América Latina; las relaciones Chile-España, y la unión de los afines.