Ayala se estrena con derrota en el derbi contra la Gimnástica Segoviana (0-2)

La primera toma de contacto del técnico canario para ver a sus jugadores en competición oficial se salda con un resultado negativo que refleja las mismas carencias que vienen teniendo desde principio de temporada, y que deberá tratar de pulir para salir del pozo de la clasificación.

El Real Ávila cayó derrotado 0-2 en el Adolfo Suárez en el estreno de Toni Ayala al frente del equipo frente a la Gimnástica Segoviana, en un derbi en el que el conjunto encarnado mostró las mismas carencias que viene teniendo desde que comenzó la temporada y que el entrenador canario deberá pulir después de haber visto a sus jugadores sobre el terreno de juego ya en plena competición.

 

Ante un estadio que registró una gran entrada, con algo más de 800 espectadores, el Real Ávila comenzaba esta nueva etapa de la mano de Ayala cargado de moral, y de esta manera, a pesar de que les costó entrar en el partido, terminaron por ofrecer una buena primera parte en la que fueron superiores y en la que sólo faltó el gol, con varias oportunidades fallidas como un tiro al palo en el minuto 26.

 

Sin embargo, nada más empezar el segundo periodo volvieron los fantasmas tras el tanto conseguido de cabeza por el ex del Real Ávila Ricar en el primer minuto, lo que mermó la moral de los hombres de Ayala, que terminaron por perder la posesión del balón y que, a pesar de pelear, terminaron desquiciados y sin oportunidades claras de gol. En el minuto 40 llegaría la sentencia, con un gol en propia meta de José Mari después de un disparo de Quique, que cerró el partido, yéndose los tres puntos a tierras segovianas.

 

El partido terminó además con un gran susto, después de que el delantero Adrián tuviera que ser retirado del terreno de juego en camilla y trasladado hasta la Clínica de Santa Teresa por un posible esguince cervical que le dejó inconsciente después de un choque con un jugador rival. A su más que posible baja se suma además la de Josito, que fue expulsado en los últimos minutos, precisamente con motivo de la lesión de Adrián después de protestar al colegiado, y la de Alex Rabadán por acumulación de tarjetas.

 

Tras la finalización del encuentro, Ayala destacó que “el equipo ha merecido más”, porque “hoy el fútbol ha sido injusto con el equipo y con los jugadores” y apuntó al nerviosismo y al estado de ánimo de los jugadores como puntos importantes para explicar el resultado, pero, aseguró que “estoy muy contento con la actitud, por todo lo que han querido aportar, porque han trabajado y han aportado, aunque han faltado cosas como tener el balón y moverlo mejor”, y puntualizó que “quedan muchos partidos y con esta actitud vamos a salir sí o sí”.

 

Además, el canario lanzó un dardo al trio arbitral, acusándoles de haber “faltado al respeto” al Real Ávila por las expulsiones de Josito y de Pindado, y destacó errores como que “se han equivocado en varios fueras de juego y se han comido un penalti escandaloso por mano de un defensa rival”.

 

Por su parte, el técnico de la Segoviana, Santi Serano, destacó que “en el aspecto futbolístico ha sido un partido muy parejo” y marcó como clave que “hemos hecho una muy buena segunda parte para ganar”.