Avila sobresale en la First Lego League

El IES Vasco de la Zarza de Ávila obtuvo el premio al Comportamiento del Robot en la First Lego Leage, torneo internacional con formato de evento deportivo que fomenta las vocaciones científicas y tecnológicas, los valores de la innovación, el trabajo en equipo, la creatividad y la capacidad para resolver problemas en el que también tomaron parte alumnos del Jorge Santayana

La First Lego League es una competición en la que participan jóvenes de todos los paises y que se compone de tres partes:

1. Robótica: que consiste en el diseño de un robot y su programación para superar una serie de pruebas.

2. Proyecto científico: trata de buscar soluciones a un problema real.

3. Valores: promueve el trabajo en grupo, compartir e integrar conocimientos, valorar a los otros miembros del equipo, etc.

 

En la edición de este año, el desafío era “Las catástrofes naturales”, y un grupo de 3º y 4º de ESO del Instituto Vasco de la Zarza, animados por Juan Carlos de la Fuente, profesor de tecnología, participaron en el torneo con el proyecto “Terremotos”, que obtuvo el premio al Comportamiento del Robot con una puntuación de 500 puntos, la mayor a escala nacional, que desde el centro señalan que "ha dejado asombrados a organizadores y participantes".

 

También ha tomado parte un grupo de 17 alumnos del IES Jorge Santayana de 4º de ESO y 1º de Bachillerato ayudados por los profesores Agustín González Redondo y Mª Mar Martín García, del Departamento de Tecnología.

 

Desde el IES Jorge Santayana se han mostrado muy satisfechos con la experiencia ya que "este cambio en el método de enseñanza ha dado como resultado que los alumnos estén adquiriendo algo más que meros conocimientos, están adquiriendo competencias al aplicar los conocimientos a situaciones prácticas".

 

Así, indican que "las clases magistrales han sido sustituidas por el seguimiento y la resolución de dudas a los alumnos, ellos son los actores del aprendizaje. De este modo, estos han adquirido autonomía, han mejorado la búsqueda de información y la aplicación de los conocimientos a la resolución de problemas.

 

Por otro lado, este método de trabajo ha supuesto una motivación e interés que está dando lugar a un aprendizaje autónomo, significativo  y divertido. Los alumnos disfrutan trabajando, además de mejorar la comprensión y acumulación de conocimientos así como la capacidad y habilidad de utilizar los mismos para solucionar problemas. Integran conocimientos de distintas materias para solucionar los problemas y compartirlos (incluso lo hacen en inglés).

 

En cuanto al trabajo en grupo, ha supuesto un mejor conocimiento personal de todos los miembros del equipo, mejora de las relaciones entre los mismos, compartir conocimientos y experiencias, ayuda mutua.

 

Los alumnos están adquiriendo nuevas competencias que les preparan para ser miembros activos de la sociedad del siglo XXI y disfrutan haciéndolo".