Ávila será pionera en el 'Internet de las cosas'

José Francisco Hernández Herrero

Ávila será la primera ciudad de España en la que se probará de manera experimental la Red Sigfox, convirtiéndola de esta manera en un proyecto piloto del llamado 'Internet de las cosas' que permitirá interconectar una gama infinita de objetos al servicio de una mejora de la calidad de vida de los ciudadanos

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Ávila, en su reunión de este jueves, ha aprobado, tras el pertinente informe técnico favorable, la autorización al grupo Abertis Telecom, a través de la empresa Tradia Telecom, para la ocupación y utilización con carácter experimental, durante un periodo de 3 meses, de una de las torres del edificio de la Casa Consistorial para la instalación del equipamiento necesario para llevar a cabo las pruebas de la red Sigfox.

 

El objetivo perseguido es el despliegue, en fase precomercial, de una red de radio denominada Sigfox, diseñada específicamente para ofrecer servicios a los ciudadanos a través de Internet, que necesita una nueva red hecha a medida que ofrezca un bajo consumo energético y sencillez de uso, al tiempo que mantenga su alta rentabilidad.

 

Esta red, ya implantada con éxito en países como Francia, Países Bajos o Rusia, entre otros, y que se extenderá próximamente en España de la mano de Abertis, es, según ha explicado el portavoz del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ávila, José Francisco Hernández Herro, un proyecto relativo al llamado 'Internet de las cosas', que en un futuro próximo permitirá conectar por medio de sensores una gama infinita de objetos con el objetivo de facilitar la vida de las personas.

 

Se trata, según Hernández Herrero, de la "antesala de un proyectro mucho más ambicioso e imparable que transformará el mundo de las telecomunicaciones superando la trascendencia del propio Internet". Se puede sumar a esta red una gama de objetos infinita desde el contador del consumo del agua, una plaza de aparcamiento público, una nevera o un dispositivo asociado a una máquina en una fábrica que ofrecerán la posibilidad de combinar personas con procesos y objetos.

 

Ávila es el primer punto donde se quiere comenzar a operar con una nueva tecnología que está atrayendo el interés de numerosos sectores, incluidos energía, ciudades inteligentes, supervisión medioambiental, seguridad, atención sanitaria y transporte, ámbitos muy activos en España por considerarse una alternativa de bajo coste de operación y altísima cobertura a las tradicionales de telefonía.

 

Las bandas de frecuencia utilizadas por Sigfox, que no están licenciadas, son muy similares a las utilizadas en radio comercial, completamente inocuas para la salud y cuya antena, de reducidas dimensiones (1,5 metros) no ofrece impacto visual en la torre del Ayuntamiento.

 

La implantación de este prototipo, caso de confirmarse la viabilidad comercial, proporcionaría distintas vías de colaboración con la empresa promotora, no sólo por la utilización del emplazamiento solicitado, sino en interés propio del Ayuntamiento, ante la incorporación de sensores/captadores para mejorar la gestión municipal.

 

Según ha señalado José Francisco Hernández Herrero, esta nueva tecnología no solo facilitará la vida de las personas sino que "incrementará el nivel de eficiencia de las empresas y de las Administraciones Públicas".