Ávila se moviliza contra la mina en la Sierra de Yemas

Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

Cientos de abulenses salieron este sábado a la calle para manifestarse contra el proyecto minero solicitado a la Junta de Castilla y León para la abulense Sierra de Yemas.

El Paseo del Rastro de la capital abulense ha sido escenario este sábado de una multitudinaria concentración, convocada por la Plataforma No a la Mina en la Sierra de Yemas, en la que cientos de abulenses de la capital y la provincia se han manifestado en contra del proyecto minero presentado a la Junta de Castilla y León para esta zona de la provincia.

 

Ha sido un acto reivindicativo e informativo, según señaló la portavoz de la Plataforma, Bárbara Ferrante, con objeto de trasladar a la gente el proyecto de investigación que quiere hacer la empresa que ha solicitado a la Junta hacer el estudio para explotación de feldespato en la Sierra de Yemas.

 

En este momento está abierto un periodo de 15 días para formular alegaciones, hasta el día 28, y la Plataforma quiere realizar un llamamiento a la gente de Ávila y los pueblos para reunir el mayor número de firmas posible contra el proyecto. Estudiado el expediente del proyecto, se hallan preparando diferentes alegaciones generales y específicas para afrontar el problema.

 

Ferrante explicó que el proyecto son 53 cuadrículas mineras -cada cuadrícula minera son 30 hactáreas, unas 1.590 hectáreas en total- que afectaría a los pueblos de Riofrío y su anejo Cabañas, principalmente, pero también a Mironcillo, Gemuño, Sotalbo e indirectamente a La Aldea del Rey Niño.

 

En este momento se encuentra en una primera fase de solicitud de permiso de un estudio en el que pretenden hacer 20 catas, a lo largo de dos años, para buscar la veta de feldespato, informó Barbara Ferrante, quien recordaba que la Ley de Minas del 73 otorga prevalencia a la extracción de material del subsuelo sobre los derechos de los propietarios de los terrenos, lo que podría desembocar en expropiaciones forzadas en los municipios afectados. Si se concede el permiso, obtendrán el derecho a explotar feldespato durante 30 años prorrogables a 90 años.

 

La portavoz de la Plataforma basó su oposición en que se trata de un proceso muy contaminante porque libera gas radón y requiere la utilización de diversos compuestos químicos que se filtran por la tierra hasta el acuífero y contaminan el agua. "Es una realidad y la gente está muy asustada", ha manifestado Ferrante, quien ha pedido el apoyo de todos los abulenses porque "es un problema que nos va a afectar a todos con efectos adversos sobre la salud, el medio ambiente, el patrimonio histórico y nuestro futuro".

 

La Plataforma cuenta ya con el apoyo de los Ayuntamientos afectados, "que están brindando toda la ayuda posible" y ha pedido que el Ayuntamiento de Ávila se posicione también en contra "porque puede contaminar también el agua aquí e incumplir la normativa paisajística".

 

Ferrante subrayó que "se trata de un problema no solo de las personas de los pueblos, sino de todos los abulenses" y advirtió que "hay 38 proyectos en marcha en toda la provincia y no tiene sentido". La Plataforma buscará ahora trasladar el problema a "quien nos pueda ayudar y se posicione".

 

La Plataforna No a la Mina en la Sierra de Yemas estuvo acompañada por integrantes de la Plataforma No a la Mina en la Sierra de Ávila, que junto al Ayuntamiento de Riofrío, "fueron los que nos concienciaron de la situación".