Ávila se convierte en la única capital española que depura el 100% de sus aguas con membranas

Autoridades que han visitado la EDAR de Ávila. / Foto: Antonio S. Sánchez

Este novedoso sistema se ha incluido en la nueva EDAR (Estación Depuradora de Aguas Residuales) de Ávila, que ha sido visitado hoy por el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván, junto al alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, y otras autoridades. La obra ha supuesto una inversión de más de 16 millones de euros que ha permitido mejorar la calidad del agua de una población de más de 326.600 habitantes equivalentes.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero, José Valín, junto a una buena representación de autoridades abulenses, han visitado la nueva EDAR de la capital abulense que ha supuesto una ampliación y adecuación de las instalaciones mejorando los caudales y calidades así como la tecnología de la planta.

 

En estas obras de ampliación se ha ejecutado una nueva planta, incorporando las más modernas tecnologías de depuración y asegurando una adecuada capacidad de tratamiento de las aguas residuales, basada en una solución que pasa por el uso de membranas que garantizan la más alta calidad en el agua (efluente) que existen en el mercado.

 

Esta solución vierte las aguas en las mejores condiciones posibles al embalse de Las Cogotas del que se nutren actualmente distintos sistemas de abastecimiento. Por ejemplo, Cardeñosa, con 45 núcleos de población, toma aguas del propio embalse y Medina del Campo-Olmedo lo hace aguas abajo en el río AdajaLa nueva técnica utiliza como sistema de ultrafiltración unas membranas de fibra hueca que sustituyen la función de separación de sólidos del clarificador secundario y de tratamiento terciario de los sistemas convencionales de fangos activados y terciarios.

 

La EDAR de Ávila lleva en funcionamiento desde el año 1991 y fue diseñada para un caudal de tratamiento de 33.000 metros cúbicos destinado a una población equivalente de 190.000 habitantes, acometiéndose una ampliación en el año 2002, aunque el tiempo transcurrido desde su puesta en servicio y los crecimientos urbanos de los últimos años han supuesto un proyecto de mejora y ampliación de la EDAR para dar un tratamiento adecuado a los caudales de agua residual.

 

Por este motivo, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, en colaboración con el Ayuntamiento de Ávila, ha realizado las obras de ampliación de la EDAR que, con una inversión superior a 16 millones de euros (70 % procedente de la Consejería y el resto del Consistorio abulense), permite generar 35.000 metros cúbicos por día y atender una población equivalente de 326.669 habitantes, con lo que se puede agregar a la población residencial la componente industrial y ganadera del la capital abulense.

 

Construcción de nuevo colector norte

 

Por otra parte, cabe destacar la construcción de un nuevo colector norte. Esta obra, con una inversión superior a 2,6 millones de euros, ha consistido en la construcción de dos tramos de colector en la zona norte. En concreto, se ha construido un colector principal de 2.146 metros de longitud y diámetros entre 1.600 y 1.800 milímetros que discurre desde la línea de ferrocarril Madrid-Irún, a la altura de San Antonio, hasta la arqueta final en el río Adaja (desde el patio de vías de RENFE por la Avenida de la Inmaculada, Valladolid, Félix Rodríguez de la Fuente, paño norte del convento de la Encarnación, paño sur del centro Cites y río Adaja).

 

Además, mediante esta actuación se ha levantado otro colector de 230 metros de longitud (colector de Encarnación) con 1.000 milímetros de diámetro. Se trata de una prolongación del existente en la calle Prado Sancho que discurre por ella desde la intersección con la calle Palencia y hasta la calle Castilla. También se ha modificado el tanque de tormentas del polígono industrial de Vicolozano y el emisario de Narrillos, ambas obras con una inversión global cercana a 500.000 euros y que estarán finalizadas, previsiblemente, en diciembre de 2014.

 

La depuración de aguas en la provincia de Ávila

 

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, en colaboración con el Gobierno de España, está trabajando en mejorar la depuración de aguas urbanas residuales en la provincia de Ávila. En estos momentos, están en funcionamiento 17 depuradoras en las localidades de El Arenal, Arenas de San Pedro, Arévalo, Ávila, El Barco de Ávila, El Barraco, Candeleda, Cebreros, La Estación (Las Navas del Marqués), Las Navas del Marqués, El Hoyo de Pinares, Madrigal de las Altas Torres, Navalperal de Pinares, Navaluenga, Piedrahíta, Piedralaves y El Tiemblo. Estas actuaciones permiten depurar para una población equivalente de 454.000 habitantes. Además, con las actuaciones de Sotillo y La Adrada se alcanzará una depuración en las aguas de la provincia de casi el 95%.

 

Otra de las actuaciones prioritarias de la Junta de Castilla y León en Ávila ha sido la depuración del Parque Regional de la Sierra de Gredos, con una inversión cercana a 765.000 euros hasta el año 2013 a la que hay que añadir casi 840.000 euros para el período 2014-2018, que garantizará la calidad de las aguas para más de 5.500 habitantes de 22 núcleos de población del espacio protegido y que serán aprobado en próximas fechas.