Ávila, reconocida como Ciudad de la Ciencia y la Innovación

Galardón que se entrega a las ciudades reconocidas como Ciudad de la Ciencia y la Innovación.

Con este reconocimiento, que Ávila recibe junto a otras quince ciudades españolas, se valora el papel del Ayuntamiento como agente de innovación y queda incluida en la Red INNPULSO, una plataforma estratégica para conserguir fines como son el desarrollo y el avance a través de al tecnología, la investigación y la innovación.

La ciudad de Ávila ha sido reconocida como Ciudad de la Ciencia y la Innovación, un nombramiento al que se suma junto a otras quince ciudades de nuestro país mediante una resolución de la Secretaría General de Ciencia, Tecnología e Innovación, de 17 de octubre de 2014 que resuelve la convocatoria de 16 de junio de 2014 (BOE del 27), y a las cuarenta y una ciudades grandes, medianas y pequeñas pertenecientes a la red INNPULSO.

 

Según ha explicado el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Ávila, José Francisco Hernández, "este premio demuestra que que los pasos que se están dando son firmes, exitosos, y esto nos permite competir mejor con otros territorios y poder llevar a cabo una línea de desarrollo y de avance de la ciudad", como se ha venido haciendo, explicó, con proyectos incluidos en el expediente que se envió, como son "la administración electrónica, el GIS o el alumbrado inteligente".  Por ello, apuntó Hernández, "ahora tenemos la obligación de mantener esto" para que "seamos una ciudad de oportunidades, con una fuerte base tecnológica y una ciudad que aspira a la innovación. En resumidas cuentas, una ciudad más competitiva que pretende avanzar con sus políticas municipales".

 

La Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación reconoce el papel de los ayuntamientos como agentes de innovación, y que la Red INNPULSO es una plataforma estratégica para conseguir estos fines.

 

El jurado estuvo compuesto por Jordi Ballart, alcalde de Terrassa, Maria Luisa Castaño, directora general de Innovación y Competitividad (MINECO), Arturo Criado, director de la revista Capital, Juan Ignacio Romero, director general de Coordinación de Competencias con las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales (MINHAP) y Carlos Totorica, alcalde de Ermua.

 

La distinción 'Ciudad de la Ciencia y la Innovación', fue creada mediante la Orden CIN/2502/2010 de 17 de septiembre con la finalidad de reconocer a las ciudades líderes en la creación de ventajas competitivas gracias a la conjunción del capital intelectual y de conocimiento de sus recursos humanos, con avanzadas infraestructuras locales de fuerte componente científico, tecnológico e innovador.

 

Reunido el jurado en sesión el 14 de octubre, y tras estudiar y valorar la documentación de las solicitudes recibidas, emitió propuesta de otorgar las distinciones en la categoría para municipios de 20.001 a 100.000 habitantes a Ávila, Alzira, Molina de Segura, Ontinyent, Palencia, Riveira, Sant Feliú de Llobregat y Santiago de Compostela; y en la categoría para municipios de más de 100.000 habitantes a Alcalá de Henares, Logroño, Mataró, Oviedo, Pamplona, Sabadell y San Cristóbal de la Laguna.

 

Entre las ventajas que conlleva la pertenencia a la Red INNPULSO está la autorización para el uso de la distinción en la comunicación y promoción de la ciudad, tanto a nivel nacional e internacional; el fomento e impulso de proyectos colaborativos entre los municipios que se integren en la Red de Ciudades de la Ciencia y la Innovación; la integración de la Red como entidad de referencia dentro del Grupo de trabajo MINECO-MINETUR sobre turismo científico; la promoción internacional de las Ciudades de la Ciencia y la Innovación en eventos internacionales relacionados con I+D+i y el desarrollo basado en el conocimiento; la consideración preferente de estas ciudades para la ubicación de instalaciones científicas y tecnológicas de titularidad o participación estatal, así como para ubicar nodos de la red del MINECO de Puntos de Información sobre I+D+i, (red PIDI); y la priorización de estas ciudades como lugares preferentes para organizar las reuniones del departamento con las Comunidades Autónomas y otros agentes del sistema de I+D, así como para la celebración de congresos y seminarios de sus Organismos Públicos de Investigación.