Ávila es pionera en el tratamiento por microondas del osteoma osteoide

El equipo del Servicio de Radiodiagnóstico del Complejo Hospitalario de Ávila ha anunciado este lunes el éxito logrado al aplicar un tratamiento por calor mediante microondas a una paciente con un osteoma osteoide, tumor benigno muy doloroso. El Servicio abulense es pionero en la Comunidad en este tratamiento.

El jefe del Servicio de Radiodiagnóstico del Complejo Hospitalario de Ávila, Gabriel Fernández, ha anunciado este lunes el éxito logrado con el novedoso tratamiento llevado a cabo con una paciente que presentaba un osteoma osteoide, un tumor benigno que representa aproximadamente un 13,5% de todos los tumores benignos y afecta preferentemente a personas jóvenes.

 

Este tumor se localiza frecuentemente en huesos largos como el fémur o el húmero. Tienen un nidus o zona central que está formada por múltiples canales vasculares y ramas nerviosas, rodeada de hueso reactivo cortical. Clínicamente, se trata de una lesión que produce dolor muy importante de características inflamatorias, por lo que duele a todas horas incluso intenso por la noche, provocando problemas de insomnio y gran cansancio diurno.

 

Según ha informado Fernández, tradicionalmente estas lesiones se operaban quirúrgicamente, pero al ser de pequeño tamaño existen problemas para detectarlo macroscópicamente durante la cirugía. Para superar este problema aparecen tratamientos percutáneos, es decir, sin necesidad de cirugía abierta, como el que se ha llevado a cabo en Ávila.

 

El responsable de Radiodiagnóstico ha explicado que el proceso localiza el tumor mediante TAC introduciéndose una aguja de cerámica en el centro de la lesión, la cual provoca su destrucción por necrosis al alcanzar temperaturas elevadas (80-90ºC).

 

La principal novedad es la aplicación de microondas en el centro del tumor para provocar una zona focal de calor, similar a como lo haría un microondas doméstico.

 

Se trata de una técnica incruenta rápida y exenta de las complicaciones que puede tener una cirugía convencional, con la ventaja añadida de localizar perfectamente la lesión por guiarse mediante imágenes de TAC. Además este procedimiento tiene otras múltiples aplicaciones como el tratamiento de otros tumores óseos, metástasis y tumores en otras localizaciones como en el hígado o el riñón.

 

El servicio abulense ha realizado este procedimiento en un paciente joven con un osteoma osteoide en el húmero, siendo el primero que se realiza en la Comunidad de Castilla y León mediante ablación (necrosis) por microondas. El proceso se realizó gracias a la colaboración de los laboratorios Logsa S.A., que facilitaron el material para el tratamiento.

 

Según ha informado el equipo médico, la paciente mejoró del dolor a las 24 horas del procedimiento, estando actualmente asintomática después de dos meses de seguimiento.

 

El Doctor Gabriel Fernández ha explicado que, si bien este tratamiento ya se lleva a cabo en centros especializados de Madrid y Barcelona, es pionero en la sanidad pública de Castilla y León, afirmando que "nuestro objetivo es que los habitantes de Castilla y León tengan las mismas oportunidades sanitarias que los de otros lugares".