Ávila, entre las provincias en las que se ha llevado a cabo una operación antidroga con 47 detenidos

Además de en Ávila, se han producido detenciones en Álava, Vizcaya, Guipúzcoa, Navarra, Burgos, Segovia, Madrid, Pontevedra, Málaga, Cádiz y Marruecos, y se ha requisado más de 1.633 kilos de diferentes sustancias estupefacientes así como de cuatro vehículos de alta gama y 110.700 euros en metálico.

La Guardia Civil ha detenido a 47 supuestos integrantes de una red dedicada a la importación de droga para su comercialización en todo el territorios estatal, en el marco de una operación iniciada y desarrollada desde Álava, que también implico detenciones en otras provincias entre las que figura Ávila.

 

El operativo, denominado 'Koffer', concluyó con arrestos en once provincias españolas y en Marruecos, y la aprehensión de más de 1.633 kilos de diferentes sustancias estupefacientes así como de cuatro vehículos de alta gama y 110.700 euros en metálico.

 

Los arrestados -22 de nacionalidad marroquí, 16 españoles, siete colombianos, un ecuatoriano y un portugués- están acusados de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

 

La operación se inició en Álava, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de una red que podría estar introduciendo distintos tipos de droga desde países como Holanda, Marruecos y Colombia para distribuirla por todo el territorio nacional.

 

Por este motivo, estableció un dispositivo de seguimiento sobre este grupo de personas. Una vez identificados y localizados los integrantes de la red, se procedió a su detención en Álava, Vizcaya, Guipúzcoa, Navarra, Burgos, Ávila, Segovia, Madrid, Pontevedra, Málaga, Cádiz y Marruecos.

 

Según ha informado el Instituto armado, los agentes han realizado 12 registros domiciliarios en los que han intervenido 1.600 kg de hachís, 20,5 kilos de speed, 10 kg, 2,1 kg de cocaína, 1 kg de marihuana.

 

RED JERARQUIZADA

 

La red estaba "totalmente jerarquizada" y abarcaba "dos ramas principales de entrada y distribución de droga", según el tipo de sustancia. Cada miembro tenía establecida una función dentro de la red y para llevarla a cabo adoptaban "grandes medidas de seguridad" con el fin de dificultar su localización.

 

Una de las ramificaciones de la trama se encargaba de la introducción de droga, principalmente sintética, que importaba desde Holanda, Marruecos y Colombia. La otra, se dedicaba a importar casi en exclusividad hachís desde Marruecos. Después las sustancias se distribuían en todo el territorio nacional.