Ávila enciende seis velas simbólicas en memoria de las víctimas del Holocausto

Las seis velas encendidas en memoria de las víctimas del Holocausto. / Foto: Antonio S. Sánchez
Ver album

El Palacio de Superunda acogió un acto en memoria de los judíos que perecieron a manos del régimen nazi en los campos de concentración, cuando se cumple el 70 aniversario de la liberación de Auschwitz-Birkenau, que ha concluido con un simbólico acto de encendido de  velas a cargo de Miguel Ángel García Nieto, Isaac Querub, Miguel de Lucas, Aritio Sanz Briz, Rhoda Henelde Abecasis y Jesús García Burillo.

El Palacio de Superunda de la capital abulense ha acogido un emotivo acto oficial en memoria de las víctimas del Holocausto, que ha contado con la presencia del presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, Isaac Querub; el Director General del Centro Sefarad-Israel, Miguel de Lucas; uno de los nietos del “Ángel de Budapest”, Gonzalo Aritio Sanz Briz; y Rhoda Henelde Abecasis, mujer nacida en el gueto de Varsovia, que se han encargado, junto al alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, y el obispo de Ávila, Jesús García Burillo, han encendido seis velas en honor de la memoria de los seis millones de personas que perecieron a manos del régimen nazi en sus campos de concentración.

 

En el acto se han llevado a cabo discursos de homenaje a la comunidad judía a cargo de todos los protagonistas presentes y se ha hecho el encendido de las velas, todo ello acompañado de la música de la guitarra. Los actos se completarán con el testimonio de la vida de Abecasis en ese contexto terrible que vivió la comunidad judía sobre todo, pero que también sufrieron otras comunidades como los gitanos, homosexuales, republicanos españoles, los opositores, etc.

 

Tal y como ha recordado Querub, se están haciendo estos homenajes en España con motivo del 70 aniversario de la liberación por parte de los soviéticos del campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, en el que fueron asesinadas un millón cien mil personas, “nueve de cada diez de ellas judíos”, ha recordado, como ya se ha hecho en otras ciudades y la semana pasada en el Senado en presencia del rey Felipe VI. Para Querub, “debemos recordar estos hechos, porque no podemos permitir que esto vuelva a ocurrir con nadie en ninguna parte del mundo”, y ha destacado que “para que el mal pueda imponerse basta con que la gente buena no haga nada”.

 

En esa misma línea se ha manifestado Miguel de Lucas, que ha apuntado que “esto es un gesto para construir en positivo” y ha añadido que “es la enseñanza de que esta barbaridad no puede volver a repetirse”. García Nieto, por su parte, ha destacado que “este es un acto de mucho sentimiento, muy hermoso, pero, sobre todo, un acto de justicia”.

 

Finalmente, Rhoda Henelde Abecasis ha destacado también que “es importante que se sepa lo que paso” y señaló sobre el testimonio de su vida que compartirá con todos los abulenses que “es difícil volver a una infancia que no es agradable, pero es una buena forma de dar a conocer de lo que es capaz el hombre, algo montruoso que parece imposible que pueda hacerlo, pero sobre todo para concienciar de que no se repita”.