Ávila encabeza la destrucción de autónomos en España

Manuel Vicete y Santos Marín en imagen de archivo

Tras conocerse la pérdida de 500 autónomos en la provincia de Ávila durante el último año, el coordinador local de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Manuel Vicente, considera “evidente” que las políticas de empleo no están dando los resultados deseados

El coordinador magenta ha criticado la inexistencia de un solo dato que genere ilusión a los abulenses, lo que evidencia el fracaso de las medidas impuestas tanto por el gobierno de Mariano Rajoy como por el de Juan Vicente Herrera que, lejos de mejorarlo, han bombardeado a PYMES y Autónomos, el tejido productivo más importante de la provincia, hasta tener unos datos tremendamente desalentadores. 

 

La provincia de Ávila encabeza la destrucción de autónomos en España, con 500 menos durante 2012 y 2000 desde 2008. Así, Ávila fue la provincia más perjudicada a nivel regional y nacional con un descenso del 3,3 por ciento, mientras que la media nacional se sitúa en un 1,5 por ciento, menos de la mitad, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística.

 

El Partido Popular no ha sabido reclamar actuaciones específicas en Ávila para evitar el éxodo de jóvenes y el envejecimiento de la población en una provincia que necesita ya de “cuidados paliativos, de los que será muy difícil salir”, ha asegurado Vicente, quién considera que ni en épocas favorables se realizaron proyectos para mantener, fomentar y aprovechar nuestros numerosos recursos geográficos, históricos y turísticos. En este sentido, el coordinador magenta lamenta que éste es el resultado de unas políticas del Partido Popular estáticas durante años y que no se han sabido adecuar a las distintas realidades por las que ha pasado la provincia.

 

La realidad es que Ávila tiene uno de los mayores índices de paro a nivel nacional, una pérdida de población cada vez mayor y falta de inversiones. Todo ello, agravado por la degradación y el encarecimiento de nuestras vías de comunicación -con una frecuencia cada vez menor de las conexiones por ferrocarril y una autopista de peaje declarada ilegal desde Bruselas- y la falta de promoción de los recursos, agropecuarios y turísticos entre otros, con los que cuenta la provincia, ha explicado el coordinador magenta.

 

Ávila necesita una reflexión profunda por parte de todos los sectores sociales y económicos y un cambio de actitud de los gobernantes. Es necesario prometer y cumplir con una menor carga impositiva, tanto a nivel regional -con la eliminación del céntimo sanitario- como a nivel local reduciendo, por ejemplo, el tipo impositivo en el IBI; apostar por la inversión productiva y acabar con el despilfarro de recursos para, así, pensar en salir del, posiblemente, peor bache por el que ha atravesado, ha concluido Vicente.