Ávila en pictogramas para los autistas

El Ayuntamiento de Ávila y los responsables de la Asociación de Autismo de Ávila presentan unos pictogramas que serán instalados mañana en diferentes puntos de la ciudad, para que las personas con este tipo enfermedad e incluso personas que no conocen nuestro idioma, puedan identificar los sitios donde se encuentran

En el Día Mundial del Autismo el Ayuntamiento de Ávila ha querido presentar varios pictogramas que se colocarán a partir de mañana en diferentes dependencias de la ciudad, con el objetivo de que personas con este tipo de  enfermedad, personas con discapacidad intelectual o incluso personas que no tienen nuestro mismo idioma puedan identificar el lugar donde se encuentran.

                                    

Según Miguel A. García Nieto, alcalde de Ávila, “es una forma de concienciar a los ciudadanos de las diferencias que tienen estas personas, y las dificultades que pueden tener para comunicarse o comprender donde se encuentran”. Son imágenes o símbolos pictográficos con paneles de comunicación.

 

Para ello se ha realizado un trabajo de campo muy exhaustivo por los diferentes espacios de la ciudad que podrían ser utilizados por este tipo de personas, y que necesitarán que fueran identificados.

 

Se pondrán unos 90 pictogramas de 18X18, en metacrilato o vinilo, en función del lugar donde vaya a ser ubicado. Entre los edificios elegidos están el Ayuntamiento de la localidad, las tres bibliotecas públicas, las dependencias de la Policía Local, el Punto Limpio, el Auditorio de San Francisco, los tres accesos a las murallas, el Espacio Joven y la Casa de las Ideas, todas las dependencias deportivas de la ciudad, los 21 centros públicos escolares y se está en contacto para ponerlo también en los centros concertados. Según García Nieto “es un gran gesto que favorece la inclusión e igualdad de todas las personas”.

 

Según el presidente de la Asociación de Autismo de Ávila, Gerardo Herrera, “Ávila es la primera ciudad  en acometer este tipo de iniciativas de accesibilidad”. El trabajo para su puesta en marcha ha durado dos años, “y beneficiará no sólo a las personas con autismo de Ávila sino a las que nos visitan; e incluso pueden ser útiles para personas con alfabetos diferentes y que pueden beneficiarse del lenguaje universal de los pictogramas”.

 

Gerardo Herrera ha leído el manifiesto sobre el autismo. La asociación de autismo abulense se creó en el año 2000, en la actualidad da servicio a 30 familias, entre las que se encuentran personas entre los 2 y los 40 años. Desde el año 2007 dan servicio a un 500% más de usuarios, y muchos de ellos entran en la asociación nada más nacer “pero todavía hay muchas personas a las que no conocemos y a las que no damos servicio”.

 

Según Teresa Díaz, técnico de la asociación, “este tipo de personas tienen muchas barreras y dificultades a la hora de comunicarse, y mejoran bastante con la utilización de imágenes”.

 

Por ejemplo, muchos de ellos tienen un libro de comunicación o agendas diarias portátiles que utiliza un sistema de imágenes para elegir dónde quieren ir o que es lo que quieren hacer.

 

Este tipo de pictogramas tienen que ser icónicos y nada abstractos, con imágenes que cualquiera pueda comprender. Tienen que ser muy sencillos y sin gran carga de dibujos para que sean comprensibles.

 

Siguiendo el ejemplo de Ávila, ciudad que ha sido premiada por su accesibilidad, Zaragoza está preparando un sistema parecido. Además, existe alguna otra ciudad como Elche que también pondrá en marcha un sistema parecido.

Documentos relacionados