Ávila dedica una calle a Federico Cavero Jávega, primer director de la Escuela de Policía

El centro de formación policial abulense homenajeó a la figura de Cavero Jávega, con la presencia de su familia y de autoridades como el Director General de la Policía, Ignacio Cosidó, el subdelegado del Gobierno, José Luis Rivas, y el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, que fue el encargado de descubrir una placa con su nombre con la que se designa el vial de acceso al centro.

La Escuela Nacional de Policía de Ávila ha organizado un homenaje al que fuera su primer director, el Comisario Principal Federico Cavero Jávega, como reconocimiento a su figura profesional y personal, además de que el Ayuntamiento de Ávila ha descubierto una placa con la que se da nombre a una calle correspondiente al vial de acceso al centro.

 

Al acto ha acudido, entre otros, el Director General de la Policía, Ignacio Cosidó, el subdelegado del Gobierno, José Luis Rivas, y el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, que ha sido el encargado de descubrir la placa con su nombre ante los aplausos de autoridades, agentes y familiares que se han reunido para rendir homenaje a la figura de Cavero Jávega.

 

Federico Cavero Jávega, que falleció en el año 2011, fue uno de los promotores de la actual Escuela de Policía, un complejo educativo policial para el que siempre apostó por la ciudad de Ávila con la idea de que además tuviera un carácter universitario. La idea de Cavero fue crear un nuevo centro alejado de las influencias del pasado para dar paso a unas de las mejores instalaciones del mundo para la formación policial, con la idea además de crear “el mejor cuerpo de Europa”. Tal y como apuntaron durante el homenaje, él siempre hablaba de  la “adaptación policial a la democracia, quería que fuera una universidad policial, un grupo policial más humano y especializado al que dotar de todos los valores democráticos”, y consiguió sacar el proyecto adelante “a pesar de las dificultades”.

 

En el acto intervino la hija del homenajeado, Regina Cavero, que destacó que “siempre guardó un cariñoso recuerdo de Ávila y de la Escuela” y que “la Escuela fue para él la etapa más importante de su vida profesional”. Cosidó, por su parte señaló “el liderazgo y el empuje de Federico para poner en marcha la Escuela”, de la que destacó que “es una de las mejores del mundo”. Finalmente, García Nieto apuntó que “con este homenaje hacemos un acto de justicia” y que “gracias a su figura el Cuerpo Nacional de Policía y Ávila quedarán para siempre estrechamente unidos”.