Ávila cierra el año con una bajada de los precios del 1,7 por ciento

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística –INE- , durante el mes de diciembre los precios bajaron en la provincia de Ávila un 0,6 % respecto al mes anterior, situando la tasa de variación anual en el -1, 7%.

Con el dato del IPC de diciembre, se cierra un año marcado por la bajada constante de los precios durante buena parte del año que, en el caso de nuestra provincia, ha supuesto que la inflación haya entrado en valores negativos durante ocho de los doce meses. El valor más alto se registró en enero de 2014 con una tasa de inflación del 0,3 % volviendo a valores negativos durante febrero (-0,2 %) y marzo (-0,2 %). Durante los tres meses siguientes la tasa de inflación se mantuvo en positivo, eso sí, con valores muy bajos: 0,2 %, 0,1 % y 0,0 %.  A partir de ahí, durante todo el segundo semestre del 2014 se han registrado tasas de inflación negativas, por tanto, de bajada de los precios, de deflación; siendo la que hemos conocido esta mañana, la de diciembre, la más baja de todas.  
Tanto a nivel regional como nacional los precios han bajado seis décimas respecto al mes anterior, situándose la tasa de inflación regional en el -1.2 % y en el - 1,0 % la nacional.

 

Según el INE, el comportamiento de los precios durante el mes de diciembre se debe, principalmente, a la caída de los precios del barril del petróleo lo que ha provocado una bajada del precio de los carburantes y de los transportes. Aún así, como indican los expertos, el 54 % del precio de la gasolina son impuestos y, en el caso del gasóleo, el 48 %. El descenso del precio del gasóleo para calefacción ha provocado una bajada en el precio de la vivienda.


Además, durante el mes de diciembre también ha bajado el precio del vestido y del calzado debido al adelanto de la campaña de rebajas de invierno en algunos establecimientos.

 

Por el contrario, han subido ligeramente los precios del ocio y la cultura y de algunos productos de alimentación como el pescado fresco y las legumbres. También ha subido el precio de la electricidad, de la prensa y de las revistas.

 

Durante todo el año, CONFAE ha seguido las tesis de la patronal nacional CEOE que pronosticaba un 2014 con tasas de inflación muy bajas.  "Tan bajas han sido que han terminado en negativo, en deflación. A pesar de que, según algunos expertos, la deflación, a día de hoy, no es del todo un riesgo para la economía europea", afirman desde la Confederación abulense.

 

"La deflación dice la teoría económica cuando es por un período de tiempo corto tiene efectos positivos en el consumo dado que genera un efecto riqueza. Cuando se hace prolongada en el tiempo tiene efectos perversos, más aún cuando se trata de economías altamente endeudadas y con alto desempleo, problemas bastantes serios que siguen estando muy presentes en buena parte de nuestro entorno, incluida España.

 

Así pues, habrá que vigilar de cerca cómo se van comportando este y otros indicadores que reflejan la situación de nuestra economía", manifiesta CONFAE.