Ávila acoge taller de decoración de huevos de Pascua y ramos organizado por la comunidad polaca

Algunos de los Huevos de Pascua realizados en el taller celebrado en el CITeS.

El CITeS - Universidad de la Mística ha sido nuevamente el escenario del taller de decoración de huevos de Pascua, organizado juntamente con la Asociación Sociocultural Casa Copérnico, que agrupa a los polacos residentes en Ávila. Este año el taller ha destacado aún más por la presencia del Ilustrísimo Señor Cónsul polaco en España.

La decoración de los huevos de pascua es una tradición que tiene un lugar muy importante en la Semana Santa polaca, y dentro del marco de las celebraciones litúrgicas del Domingo de Ramos. Para la elaboración de los ramos se utilizan flores, plantas secas y teñidas, espigas de trigo, que simbolizan la resurrección de Jesús y la inmortalidad del alma.

 

En Polonia la Semana Santa es un tiempo de oración, retiros y participación en las celebraciones de la Pasión, pero también es tiempo de compras, limpieza general de las casas, cocina, repostería y decoración de los huevos. El Viernes Santo es un día muy intenso en estos preparativos, y especialmente en la decoración de los huevos.

 

Todos los deliciosos pasteles y comidas, tienen que quedar preparados en ese día. Principalmente hay que preparar los huevos de colores, que no pueden faltar en la mesa el Domingo de Resurrección, y en las cestas que se lleva el Sábado Santo a la iglesia para bendecir. Los huevos de pascua reciben distintos nombres, esto depende con que técnica con la que han sido decorados. Antes se utilizaban los colorantes naturales, como por ejemplo, el negro, obtenido de la corteza de roble; colores del amarillo al marrón, de la cascara de la cebolla; el rosa, del zumo de la remolacha, y el verde, de la hierba... Hoy se utilizan colorantes especiales y comestibles y la gama es mucho más amplia.

 

En las diversas culturas, desde tiempos inmemoriales, el huevo ha sido el símbolo de la vida, la fuerza, el amor y la fertilidad. Se le rendía el culto porque la gente creía que tenía muchas propiedades benéficas y de vital importancia. Los huevos de pascua no son solo la decoración en la mesa en estas fiestas sino son testigos de la continuidad de unas costumbres y tradiciones muy antiguas.