Ávila acoge la celebración de las Bodas de Oro de la Adoración Nocturna

Con este motivo, Ávila acoge además la celebración de la Asamblea Nacional de Adoración Nocturna, para la que se espera la participación de unas 500 personas de toda España

La Adoración Nocturna de Ávila está de celebración por sus cincuenta años en la diócesis, desde que comenzara su labor en 1964. Para celebrar sus Bodas de Oro, han querido contar con un programa de actividades muy especial, que comenzará este viernes 14 de noviembre, a las 17,30 horas, con una visita al museo de la casa natal de Santa Teresa, así como una ofrenda floral en la que estará presente la presidenta nacional, Susana Fernández.

 

A continuación, celebrarán Vísperas y Eucaristía, presididas por el sacerdote Diego Martín Peñas, Consiliario diocesano de la Adoración Nocturna de Ávila; y ya el sábado 15 de noviembre, a partir de las 10,00 horas, el Hotel Cuatro Postes acogerá la celebración de la Asamblea Nacional de Adoración Nocturna, para la que se espera la participación de alrededor de 500 adoradoras de toda España.

 

Por la noche, a las 22,30 horas, se celebrará en la parroquia de San Pedro Apóstol una Vigilia extraorinaria por estas Bodas de Oro, que estará presidida por el Obispo de Ávila, Monseñor Jesús García Burillo, y está abierta a la participación de todos los que quieran.

 

QUÉ ES LA ADORACIÓN NOCTURNA


La Adoración Nocturna es para todas las personas que tengan un corazón amante y creyente de Jesucristo en la Eucaristía. Organizadas por grupos, adoran a Cristo Sacramentado por las noches, para que esté acompañado ininterrumpidamente. Cada adoradora se compromete a velarle una hora, una noche al mes, aunque permanecen juntas toda la noche.


El culto a la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía, incrementado a raíz de la institución de la fiesta del Corpus Christi en el año 1264, floreció en numerosas Cofradías del Santísimo Sacramento, algunas de las cuales, por su especial espíritu de reparación, se llamaron Cofradías Penitentes.

 

Tres siglos después, San Carlos Borromeo, arzobispo de Milán, sugirió a sus fieles la idea de consagrar Cuarenta Horas a la adoración del Santísimo Sacramento expuesto durante los dias de Carnaval. En 1592 Clemente VIII, extendió esta piadosa obra, convirtiéndola prácticamente en adoración perpetua, ya que las Cuarenta Horas de adoración se sucedían continuamente.


La Adoración Nocturna, como tal, nació en Roma en noviembre de 1810, durante el pontificado de Pío VII y precisamente con ocasión de su cautiverio. Fue su iniciador el sacerdote Santiago Sinibaldi, canónigo de Santa María in Vía Lata. Se erigió canónicamente el 23 de diciembre de 1815 y fue puesta bajo el patronazgo de la santísima Virgen María y del Santo español San Pascual Bailón.


Desde la antigüedad, existieron en diversos puntos de España Cofradías del Santísimo Sacramento agregadas a la de Santa María Supra Minerva y agrupadas en torno a los llamados Centros Eucarísticos. Las Cuarenta Horas se habían establecido entre nosotros a partir de 1814, pero en la noche del 3 de noviembre de 1877, animados por el ejemplo de la Adoración Nocturna surgida en Francia, un grupo de siete hombre iniciaban en Madrid la Adoración Nocturna, celebrando su primera Vigilia en la iglesia del hoy derruido convento de Capuchinos del Prado.

 

Y el 3 de noviembre de 1878, el Cardenal de Toledo, Juan Moreno Maisonave, aprueba los Estatutos y Reglamentos de la A.N.E. La Adoración Nocturna, en un principio, quedó incorporada al Centro Eucarístico que agrupaba a las Cofradías del Santísimo. La Obra comienza a difundirse por varias Diócesis de España. En 1950, durante el Congreso Eucarístico Internacional de Barcelona, se celebró la I Asamblea, de la que surgió la Adoración Nocturna Femenina Española (A.N.F.E).