Ávila acoge el Encuentro de movimientos de trabajadores cristianos de España y Portugal

Durante hoy y mañana se celebra en Ávila, un encuentro de trabajo entre la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) y la Liga Operaria Católica (LOC) de Portugal. La Universidad de la Mística de Ávila acoge a las delegaciones de ambos movimientos de Acción Católica especializados en el mundo obrero, para mantener su habitual encuentro anual detrabajo y abordar distintos ámbitos de su tarea evangelizadora.

Está prevista una reunión con el Obispo, Monseñor Jesús García Burillo. La cita sirve también para unirse a las actividades que se desarrollan en la ciudad con motivo del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa.

 

Entre los objetivos de la reunión, se sitúan la puesta en común de las principales prioridades que están desarrollando en su vida interna y en el trabajo evangelizador con los trabajadores y las trabajadoras. Así mismo, abordarán la situación actual de las organizaciones de los trabajadores y de la Pastoral Obrera de cada país. Mantendrán un intercambio de opiniones  con la Asociación “Abulenses sin Empleo” y concluirán con un diálogo sobre las elecciones políticas que en ambos países se realizarán en este año.


Para la HOAC, este encuentro se produce en un momento muy importante para la vida y misión como movimiento especializado de Acción Católica por el proceso de su XIII Asamblea General; por el emplazamiento de los obispos de la CEAS a proponer nuevas orientaciones para la misión de la Iglesia en el mundo obrero; por las precarias situaciones laborales y sociales que tienen su origen en las políticas de austeridad y por los diversos procesos electorales previstos durante el 2015. Esta cita viene precedida del encuentro de  los movimientos de revisión de vida del Movimiento de Trabajadores Cristianos de Europa, de  los días 13 y 14 de enero en Madrid y que sirvió para avanzar en que nuestro “compromiso, como laicos, se refleje en la penetración de los valores cristianos en el mundo social, político y económico.” (EG 102) y continuar comprometidos en acompañar a trabajadores y trabajadoras en la «periferia» y denunciar las condiciones de precariedad.