‘Ávila 15 15’ propone una mirada a la ciudad en la época del nacimiento de Santa Teresa

Alicia García y María Mariné, directora del Museo. / Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

La muestra de la Casa de los Deanes se enmarca en la programación de la Junta de Castilla y León para la conmemoración del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús. A través de cerca de un centenar de piezas el visitante podrá volver al pasado y adentrarse en la esencia monumental de la ciudad de Ávila hace 500 años.

La consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Alicia García, ha visitado este martes la muestra ‘Ávila 15 15’, una exposición montada en el Museo Provincial o Casa de los Deanes que se integra dentro de la programación elaborada por la Junta de Castilla y León con motivo del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa.

 

Se trata de una muestra que ofrece un aliciente más a abulenses y visitantes dentro de la celebración del V Centenario, en este caso a través de una mirada a la ciudad de Ávila en la época en la que nació y vivió Santa Teresa de Jesús.

 

Alicia García ha señalado que ‘Ávila 15 15’ ofrece al espectador una reconstrucción de la ciudad antigua del siglo XVI, que en parte mantiene la esencia de la urbe actual, pero también es un reflejo de las transformaciones realizadas a lo largo de estos siglos. La exposición toma como guía la ciudad que dibujó el pintor Anton van den Wyngaerde en su visita a la ciudad en 1570, y consta de cerca de 100 piezas que se estructuran a través de tres secciones diferentes en las que se desarrollan 25 capítulos.

 

La primera sección de la exposición se desarrolla alrededor del patio del museo y despliega fragmentos del Ávila que dibujó Van den Wyngaerden en 1570. Está representada por el monasterio de la Encarnación, el del Carmen, los Juzgados, San Vicente, la casa Don Lope Núñez, el Ayuntamiento, los Velada, los Dávila, Santo Tomás, el hospital de Dios Padre y el convento de Sancti Spiritu.

 

En la segunda sección, situada en el rellano y en el pasillo alto del patio, se muestran otros lugares que fueron testigos materiales, el Valderrábanos, San Francisco, las Gordillas, las Madres, San pedro, el palacio de Superunda, Santa Ana, y la Historia de las grandezas de Ávila de Luis Ariz.

 

En el almacén visitable de Santo Tomé encontramos la tercera sección de la exposición, donde se propone una mirada especial a las piezas concernidas, ya expuestas ahí habitualmente: la Alhóndiga, el acueducto de las Hervencias, el horno del cementerio de San Nicolás, la lauda de Don Pedro del Peso, así como el propio Santo Tomé como lugar teresiano.

 

En los 25 capítulos de que consta esta exposición, destacan 13 conjuntos inéditos que presentan por primera vez con 79 piezas, así como otros 10 conjuntos que renuevan y profundizan su presentación, y dos préstamos que han llegado desde el Ayuntamiento de El Pote, en Ávila, y la tabla de Hernán Gómez Dávila, procedente del Museo del Prado.