Aumentan las ventas piratas de VehĂ­culos de OcasiĂłn en Castilla y LeĂłn

REGV advierte del fraude que conlleva la venta de coches de ocasiĂłn por supuestos particulares en la vĂ­a pĂşblica y el daĂąo que supone al sector del VO en la Comunidad esta prĂĄctica comercial

Tras los Ăşltimos descubrimientos realizados en la ciudad de Zamora sobre vendedores piratas de coches de ocasiĂłn, que utilizan reclamos comerciales en las calles y en las ventanillas de los vehĂ­culos para hacerse pasar por particulares, la Red Europea de GarantĂ­a de VehĂ­culos, empresa lĂ­der en garantĂ­as mecĂĄnicas para todo tipo de vehĂ­culos motorizados y especializados en vehĂ­culos de segunda mano, quiere advertir que no es un caso aislado y que la proliferaciĂłn de vendedores piratas de coches ha aumentado en Castilla y LeĂłn.

Desde hace mĂĄs de medio aĂąo se ha observado en las calles de multitud de ciudades de la comunidad castellanoleonesa un incremento considerable de coches usados que se venden de forma fraudulenta. Estos falsos comerciales han proliferado durante la crisis econĂłmica generando un nicho de economĂ­a encubierta. Los falsos profesionales de vehĂ­culos se hacen pasar por particulares, comprando varios coches a precios baratos, dĂĄndoles un lavado de cara, y asĂ­ sacarse un extra con su venta a un tercero, siempre a un particular. Los vehĂ­culos tienen el comĂşn y llamativo anuncio en las ventanillas, suelen estar situados en calles de paso cercanas a polĂ­gonos industriales, a las afueras de las grandes ciudades o en grandes estacionamientos de centros comerciales. Y la mayorĂ­a de los vehĂ­culos aparecen y desaparecen para que no sean retirados por las grĂşas municipales.

La actividad que realizan los falsos vendedores de coches usados estĂĄ considerada fraude y es una competencia desleal para los profesionales de la venta de vehĂ­culos de ocasiĂłn. Desde REGV, se quiere hacer hincapiĂŠ en que la compra de vehĂ­culos a estos pseudoprofesionales sin contrato, no sĂłlo estĂĄ considerada delito sino que puede acarrear multitud de problemas para el comprador ya que no hay garantĂ­a que pueda responder sobre el estado del vehĂ­culo ni de futuros problemas tras la compra.

Desde las distintas asociaciones de vendedores de automociĂłn se calcula que este tipo de ventas ilegales de vehĂ­culos de segunda mano ha crecido en el Ăşltimo aĂąo alrededor de un 15% en Castilla y LeĂłn. Para REGV la venta ambulante de coches es una feroz y desleal competencia para los profesionales del VO y estĂĄ ocasionando graves perjuicios econĂłmicos al sector.

SegĂşn REGV la adquisiciĂłn de un coche a estos particulares ilegales en la calle supone un gran perjuicio para el comprador que no dispone de la garantĂ­a del vehĂ­culo por escrito, ni de contrato de compraventa ni siquiera de factura. AdemĂĄs es un fraude pues estos compradores estĂĄn evadiendo impuestos como el IVA o el Impuesto de Actividades EconĂłmicas, evaden las responsabilidades que derivan de la actividad comercial y supone una competencia alevosa que perjudica a los verdaderos profesionales del VO ya que no pagan los costes que conlleva la apertura de un negocio.

Y es que la adquisiciĂłn de un vehĂ­culo de segunda mano ha de realizarse a profesionales de la venta de automĂłviles sean estos concesionarios o compraventas oficiales quienes asesorarĂĄn las necesidades y cubrirĂĄn las garantĂ­as que marca la ley, un aĂąo mĂ­nimo para los coches usados, e incluso podrĂĄn ofrecer servicios que aumenten la protecciĂłn mecĂĄnica de nuestro coche reciĂŠn adquirido, gracias a las extensiones de garantĂ­a que harĂĄn despreocuparse de los problemas mecĂĄnicos que pueda tener el vehĂ­culo.

Otro de los problemas que puede acarrear la compra de vehĂ­culos usados en la calle es que se desconoce su procedencia, pudiendo incluso ser un vehĂ­culo robado, y muchas veces se han manipulado los datos como el kilometraje, las revisiones o los datos del mantenimiento. Por este motivo desde REGV se recuerda que la compra de un vehĂ­culo en un establecimiento profesional es sinĂłnimo de garantĂ­a y de calidad. AdemĂĄs los profesionales de VO informarĂĄn al posible comprador, de forma exacta, sobre todo de la vida Ăştil del vehĂ­culo y de sus anteriores dueĂąos y usos.