Aumenta un 22% la cifra de espaĂąoles que emigra por la crisis econĂłmica

Los nuevos expatriados no se suman al tejido asociativo que compuso la "primera hornada" y que ahora estĂĄ "en peligro de extinciĂłn"

El nĂşmero de espaĂąoles en el exterior se ha incrementado un 21,9 por ciento desde el aĂąo 2008 conforme muestra el Censo de EspaĂąoles Residentes Ausentes (CERA), al que "muchos" emigrantes, ademĂĄs, no se llegan a apuntar. Sin embargo, los nuevos expatriados no se suman al tejido asociativo que compuso la "primera hornada" y que ahora estĂĄ "en peligro de extinciĂłn".

AsĂ­ lo ha explicado en una entrevista el presidente en funciones del Consejo General de la CiudadanĂ­a EspaĂąola en el Exterior (CGCEE), Francisco Ruiz, quien reconoce que el tejido asociativo que compusieron los primeros emigrantes ya no sirve para representar a los espaĂąoles que emigran en la actualidad y que, de hecho, "muchas asociaciones estĂĄn desapareciendo".

SegĂşn ha explicado, los espaĂąoles que actualmente emigran a otros paĂ­ses son en su mayorĂ­a jĂłvenes "muy cualificados" que "no se sentirĂ­an representados" por estas entidades, aunque en su opiniĂłn, "tampoco es lo que buscan", ya que sĂłlo recurren a las asociaciones en demanda de empleo o de informaciĂłn sobre cursos para aprender la lengua del paĂ­s al que van a emigrar, pero no para afiliarse.

Con todo, ha seĂąalado que esta nueva emigraciĂłn "es un fenĂłmeno muy joven todavĂ­a", por lo que en su opiniĂłn, "es posible que si se incrementa y sobre todo, si se estabiliza" puedan surgir nuevas organizaciones e "incluso entrar en conflicto con las que se crearon hace mucho tiempo, que tienen otra perspectiva".

En cuanto a la nueva emigraciĂłn en sĂ­, Ruiz, que tambiĂŠn preside el Consejo de Residentes EspaĂąoles de la demarcaciĂłn consular de Ginebra, ha destacado el incremento de solicitudes de informaciĂłn recibidas en su ĂĄrea de espaĂąoles que quieren irse allĂ­ a trabajar. "De cada cien que tenemos, el 70% piden ayuda para encontrar un trabajo o informarse sobre cĂłmo conseguirlo", ha seĂąalado.

En Suiza, y con cifras del CERA, el nĂşmero de espaĂąoles se ha incrementado un 6,8 por ciento desde 2008, pasando de 70.532 a 75.354 nacionales allĂ­ afincados. En Alemania, desde donde se han estado lanzando ofertas de trabajo en masa hacia EspaĂąa en los Ăşltimos dos aĂąos, el aumento ha sido del 5,9 por ciento, hasta las 88.248 personas.

Eso teniendo en cuenta, como seĂąala Ruiz, que ambos paĂ­ses presentan las dificultades aĂąadidas del idioma. En Reino Unido, sin embargo, el CERA arroja un aumento de espaĂąoles superior: han pasado de 46.646 que constaban en 2008 a los 54.321 que se contaban en diciembre del aĂąo pasado, una subida del 16,4%.

Esta demanda, sumada al hecho de que en muchos casos, los solicitantes ni siquiera conocen la lengua, ha llevado al CRE de Ginebra a editar distintos folletos informativos, con los pasos que un espaĂąol deberĂ­a seguir para poder trabajar en Suiza, establecerse a fin de estudiar o el modo de acceder a su sistema sanitario. Sin embargo, "no todos siguen las premisas", ha apuntado.

"Yo recomendarĂ­a a quienes piensan emigrar que aplicasen lo aprendido en las escuelas, que no se lancen a lo loco, que reflexionen y que tengan en cuenta que en ningĂşn paĂ­s del mundo atan los perros con longaniza e incluso en Suiza hay paro: Que no esperen que al cruzar la frontera van a encontrar un contrato multimillonario", ha el presidente en funciones del CGEE.

Al otro lado del charco, se multiplican
En otras demarcaciones consulares, como la de Ecuador, no se ha notado un incremento de las consultas, pero sĂ­ de la afluencia de espaĂąoles. Sin embargo, en este caso se trata fundamentalmente de "nacionalizados" que han regresado a su paĂ­s de origen "por falta de trabajo en EspaĂąa" y que "lamentablemente, no tienden a asociarse", tal y como ha explicado en declaraciones a Europa Press el consejero del CGEE en la zona, Miguel A. de la Fuente.

En el caso de Ecuador, cuyos nacionales han sido de los colectivos mĂĄs numerosos en EspaĂąa en tiempos de bonanza econĂłmica, y a quienes se les exigen dos aĂąos de residencia legal y continuada para obtener la nacionalidad, la cifra de espaĂąoles ha pasado de 2.884 en diciembre de 2008 a 7.236 en el mismo mes de 2011: un 150 por ciento mĂĄs en plena crisis econĂłmica.

TambiĂŠn PerĂş, Bolivia y Brasil estĂĄn experimentando un fenĂłmeno similar. En el paĂ­s andino, donde vivĂ­an 6.903 espaĂąoles en el aĂąo 2008, la comunidad estĂĄ ya formada por mĂĄs de 10.600, un 54% mĂĄs, y, segĂşn fuentes de la Embajada en EspaĂąa consultadas por Europa Press, si bien hay muchos nacionalizados, son numerosos los espaĂąoles ingenieros o arquitectos que se estĂĄn desplazando al paĂ­s.

Mientras, los bolivianos han visto aumentar la comunidad de espaĂąoles desde 2.647 a 3.876 ciudadanos y, en Brasil, se han registrado casi 20.000 mĂĄs: suman 87.128 tras un incremento del 25,5 por ciento en cuatro aĂąos.