Audi S4 y S4 Avant: renovados para vencer

Las versiones más deportivas de la gama A4, con permiso del RS 4, se renuevan para ofrecer más potencia, dinamismo y ligereza, todo ello para situarse en lo más alto de su selecta categoría. Ya se puede adquirir en los concesionarios -la berlina costará 72.800 euros, mientras que la versión familiar tendrá un precio de 74.850 euros-.

 

Audi sigue confirmando año tras año su apuesta decidida por ofrecer modelos de un corte claramente deportivo. La renovada gama de 'los S4' es una nueva vuelta de tuerca a una de las berlinas más deportivas y equilibradas del mercado. Equipa un motor 3.0 TFSI de nuevo desarrollo, con inyección directa y sobrealimentación mediante turbocompresor. Con toda esta tecnología consigue 354 CV de potencia y genera un par máximo de 500 Nm desde 1.370 hasta 4.500 rpm. En términos de potencia y de par motor supera al modelo anterior, consiguiendo al mismo tiempo cifras considerablemente menores en peso y consumo de combustible.

 

Gracias a estas buenas cifras, el motor V6 turbo acelera al Audi S4 de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos, y la velocidad máxima de 250 km/h está limitada electrónicamente. El S4 Avant emplea dos décimas más en la aceleración estándar. En el ciclo NED, el S4 berlina consume sólo 7,3 l/100 km de combustible cada 100 km, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 166 g/km. El Audi S4 Avant tiene un consumo de apenas 7,5 l/100 km, equivalente a unas emisiones de 171 gramos de CO2 por kilómetro.

 

La transmisión de potencia al asfalto se realiza a través de un rápido y suave cambio tiptronic de ocho velocidades. Las marchas inferiores tienen una relación corta para una respuesta más deportiva, mientras que el desarrollo de las marchas superiores es largo para reducir el régimen de giro del motor y el consumo. Cuando el conductor levanta el pie del acelerador a una velocidad entre 55 y 160 km/h, la transmisión se desconecta automáticamente y cambia a un modo de marcha libre por inercia.

 

TODO BAJO CONTROL

 

La tracción permanente quattro contribuye al comportamiento deportivo de los S4 y S4 Avant. En conducción normal distribuye la fuerza del motor poniendo mayor énfasis en las ruedas del eje posterior, y si es necesario puede llegar a dirigir la mayoría de la fuerza al eje que disponga de más adherencia. El sistema torque vectoring de reparto dinámico del par optimiza el manejo y la estabilidad en curva a través de mínimas intervenciones sobre los frenos. El diferencial deportivo opcional distribuye el par de forma activa entre las ruedas del eje trasero.

 

Las suspensiones de cinco brazos en los ejes delantero y trasero permiten ganar confort de marcha poniendo un mayor énfasis en una respuesta deportiva. Una alternativa a la dirección de asistencia electromecánica es la dirección dinámica, que varía la desmultiplicación en función de la velocidad. Las llantas de 18 pulgadas con neumáticos en formato 245/40 forman parte del equipamiento de serie; Audi Sport también ofrece en opción llantas de 19 pulgadas. Los frenos delanteros cuentan con discos perforados y ventilados internamente, con un diámetro de 350 mm y pinzas fijas de seis pistones acabadas en negro (opcionalmente en rojo) con el logotipo “S”.

 

La suspensión deportiva S de serie rebaja la altura de la carrocería en 23 mm en comparación con un Audi A4. Lo mismo se aplica para la suspensión opcional con control de amortiguación. El sistema Audi drive select integra el control de la amortiguación CDC (continous damping control), motor, dirección, cambio tiptronic y diferencial deportivo opcional. Esto permite al conductor controlar la respuesta del motor y del chasis en base a diferentes programas de funcionamiento.

 

La carrocería sufre pequeñas modificaciones. Ahora, las entradas de aire y los faldones laterales cuentan con contornos distintivos. Muchos de los elementos adicionales que incluye la carrocería están acabados en gris mate de diferentes tonos, y los embellecedores en aluminio acentúan el diseño. Las carcasas de los espejos retrovisores exteriores cuentan con un acabado que transmite una apariencia en aluminio brillante. El paragolpes trasero integra una rejilla en diseño de panal de nido de abeja en color negro, difusor en aluminio y cuatro salidas de escape.

 

ASPECTO DEPORTIVO Y UN COMPLETO EQUIPAMIENTO

 

Ambos modelos también han adelgazado. De este modo, la berlina con tracción quattro de serie pesa sólo 1.630 kg, mientras que el S4 Avant pesa 1.675 kg, lo que supone una reducción de peso de 75 kg respecto a los modelos anteriores.

 

En su interior destacan los asientos deportivos S opcionales, que cuentan con reposacabezas integrados, soportes laterales regulables y función masaje. La tapicería de serie es de cuero napa fina en colores negro, gris rotor o rojo magma con diseño de rombos, costuras en contraste e insignia S. El color negro domina el interior, en el que destacan por contraste las inserciones en aluminio mate cepillado.

 

Su amplio equipamiento de serie incluye faros LED, pilotos traseros LED con intermitentes dinámicos, asientos delanteros deportivos tapizados en una combinación de piel y Alcantara y volante deportivo multifunción con diseño de tres radios forrado en piel. En España, el equipamiento de serie se verá ampliado notablemente con elementos como el Audi virtual cockpit, MMI Navegación plus con Audi Connect durante 3 años, llantas de aluminio Audi Sport de 19”, Audi smartphone interface, Audi connect safety&Service, climatizador de 3 zonas, Audi sound system, Audi parking system plus y otros elementos funcionales como el control de velocidad de crucero, apoyabrazos de confort y espejos calefactables con plegado eléctrico, entre otros.

 

El Audi S4 Avant añade sistema de accionamiento eléctrico para el portón trasero y la bandeja que oculta el compartimento de equipajes. Audi ofrece opciones de alta tecnología como la apertura del maletero mediante control gestual, instrumentación head-up display y faros Matrix LED; estos últimos proporcionan un control tan preciso del haz de luz que el tráfico que circula en sentido contrario no experimenta ningún deslumbramiento. Otra nueva característica de este sistema de iluminación es que reduce el riesgo de deslumbramiento debido a señales de tráfico: cuando el haz de luz incide sobre una señal de tráfico reflectante, se atenúa hasta en un tercio alrededor de esa zona.