Atomizar el servicio de radioterapia sería una "cortapisa" en el acceso en igualdad para Sáez Aguado

El consejero de Sanidad Antonio María Sáez Aguado

En lo relacionado con el transporte, el consejero de Sanidad ha cifrado en 90 los pacientes de Ávila que han recibido los tratamientos de radioterapia fuera de la Comunidad.

En una comparecencia ante la Comisión de Sanidad en las Cortes, el consejero de Sanidad Antonio María Sáez Aguado se ha referido a informes y documentos de distintas organizaciones y ha hecho especial hincapié en el Documento de consenso para la Optimización y Mejora de la Oncología Radioterápica en la comunidad de Castilla y León, emanado de un grupo de trabajo conformado por los diez jefes de servicio de Oncología Radioterápica y de Radiofísica Hospitalaria de la Comunidad.

 

El documento, ha precisado, abogaba por realizar un estudio sobre la incidencia real y la cobertura del cien por cien de necesidades y por "mantener y potenciar" las instalaciones actuales, lo que supone, según lo ha defendido el consejero, que la "atomización" del servicio de radioterapia con su oferta en las provincias donde no se presta supondría una "cortapisa" para la introducción de nuevos avances y en el acceso con criterios de igualdad.

 

Dado que el debate en la Comunidad se centra en la descentralización y creación de áreas de salud con menos población para mejorar la accesibilidad y reducir los tiempos de desplazamiento, Sáez Aguado ha explicado que hay otros documentos, como uno consensuado por 17 sociedades científicas en 2013 que apuesta por la regionalización del servicio y la concentración de tecnología y experiencia para garantizar la calidad asistencial.

 

La Asociación Castellano Leonesa de Oncología Médica, el Consejo de Colegios de Médicos de Castilla y León o la Sociedad Española de Oncología Radioterápica, entre otras, avalan los criterios de regionalización de la prestación de este servicio "por una cuestión de resultados de tratamiento del cáncer que tienen que ver con la supervivencia".

 

En lo relacionado con el transporte, el consejero de Sanidad ha cifrado en 217 los pacientes de Ávila (90) y Soria (127) que han recibido los tratamientos de radioterapia fuera de la Comunidad (en Madrid y Talavera, en el primer caso, y en La Rioja y Zaragoza en el segundo) y ha explicado que el 48 por ciento de los pacientes que se desplazan lo hacen en transporte sanitario, lo que incrementa un 20 por ciento la duración, y el resto, con sus medios particulares.

 

Es por ello que se ha puesto en marcha una consulta de enfermera/gestora en Ávila (en Segovia comenzará a trabajar el 3 de octubre) para casos concretos de oncología radioterápica y a fin de organizar las citaciones y agendas, coordinar los transportes y gestionar los procesos de modo que los tiempos máximos de los trayectos y recepción del tratamiento no superen las cuatro horas; no obstante y en caso contrario, ha recordado, se ofrece alojamiento en el lugar donde se recibe el tratamiento.

 

"También se estudiará la manera de solventar los excesos de tiempo con transporte individual", ha añadido el consejero, quien también ha abogado por estudiar medidas para mejorar la accesibilidad centradas, por ejemplo, en la asignación de población entre los hospitales de Burgos y Valladolid en relación a los pacientes de Palencia o los del sur de Segovia a la Comunidad de Madrid, lo que se gestionará "en las próximas semanas".