Así fue la celebración del Real Madrid fuera del campo tras la victoria en el derbi

La fiesta continuó fuera del campo y como sabemos en exclusiva Sergio Ramos fue el encargado de organizar una buena celebración para que a sus compañeros no les faltará de nada y pudieran pasárselo muy bien.

Cada vez que el Real Madrid y el Atlético de Madrid se enfrentan en un partido de fútbol, se paraliza la capital y parte del país, pero el de anoche fue sin duda un hecho histórico en el que los galácticos se coronaron como ganadores con tres goles de diferencia y por supuesto la victoria fue seguida de una digna celebración de la que en CHANCE conocemos en exclusiva todos los detalles.

 

Los nervios y la emoción estaban a flor de piel en el último derbi del Estadio Vicente Calderón de Madrid, pero los jugadores del R.M no tuvieron compasión con sus contrincantes y festejaron sin disimular el 3/0 que anunciaba el marcador tras finalizar el partido delante de la afición colchonera y España entera, siendo muy comentada la actitud de Cristiano Ronaldo tras hacer triplete.

 

Pero la fiesta continuó fuera del campo y como sabemos en exclusiva Sergio Ramos fue el encargado de organizar una buena celebración para que a sus compañeros no les faltará de nada y pudieran pasárselo muy bien. Mucho se ha especulado con la vinculación del defensa con la discoteca 'Blackhaus', lo que era antiguamente 'Buddha', que ha vuelto a abrir sus puertas tras una inversión de 4 millones de euros, convirtiéndose en la discoteca más grande la capital y en la nueva cuna del ocio de futbolistas y farándula.

 

 Aunque se desconoce si Sergio Ramos es socio de la discoteca como se ha apuntado, sí sabemos que es un gran asiduo y según hemos podido saber el encargado de reservar toda la planta de arriba para el disfrute tanto suyo como de sus compañeros, que se trasladaron a la discoteca tras ganar el derbi.

 

En la planta alta de la discoteca se encuentra un exclusivo restaurante, donde los jugadores pudieron reponer fuerzas, diferentes zonas de fiesta y zonas al airelibre, incluso una sala donde solo se puede entrar tras introducir un código en la puerta.

 

Los jugadores blancos disfrutaron de la noche madrileña hasta altas horas de la madrugada y por todo lo alto, rodeados de amigos y festejando los goles del portugués. Entre el vestuario no faltaron las risas y muestras de complicidad en una noche organizada por uno de los jugadores más fiesteros y divertidos.