Así fue el año del cambio en la UPSA

(Foto: Carlos Perelétegui)

El timón de la Pontificia ha cambiado de manos en 2015, Myriam Cortes ha cogido el testigo de Ángel Galindo. Por primera vez, una mujer está al frente del rectorado.

Si echamos la vista atrás, para repasar 2015, septiembre fue el mes que marcó los designios de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA). Concretamente, el día 16 de ese mes, el rector de la UPSA, Ángel Galindo dejó el testigo a Myriam Cortes como máxima responsable de la institución académica.

 

En el acto solemne que escenificó ese cambio en el rectorado, Cortés mostró su interés por promover la excelencia académica y la internacionalización en la universidad católica. "Ha de ser conocida no sólo como un referente católico y de excelencia académica, sino también por su cercanía y compromiso con los alumnos", dijo.

 

Ya en su primer día al frente, Cortés reconoció ante los medios, minutos antes de la toma de posesión, que llegaba a un cargo en el que nunca había estado una mujer y que, por primera vez, también se situaba una persona laica.

 

Junto a ella, dos nuevos vicerrectores, los catedráticos Jacinto Núñez Regodón y Pedro Sangro Colón, quienes asumían Relaciones Institucionales y Comunidad Universitaria e Investigación y Títulos, respectivamente.

 

Días después, el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, inauguraba el curso académico 2015-2016 de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA), donde Blázquez deseaba suerte a Cortés en su nuevo cometido, para el que fue elegida por  "su trabajo" durante años.