Así es Toni Kroos, el nuevo 'todocampista' del Real Madrid

Toni Kroos tiene 24 años y después ganar el Mundial de Brasil con la selección alemana de fútbol acaba de convertirse en nuevo jugador del Real Madrid. 

Toni Kroos tiene 24 años y después ganar el Mundial de Brasil con la selección alemana de fútbol acaba de convertirse en nuevo jugador del Real Madrid. Una semana intensa para un hombre de fútbol. Kroos nació el 4 de enero de 1990 en Greisfwald, una ciudad al noreste de Alemania, mide 1 metro y 82 centímetros y pesa 72 kilos, un portento físico para el mediocentro blanco.

 

El club ha hecho oficial este jueves su contratación por 30 millones de euros. Viene del Bayern de Múnich y jugará las próximas seis temporadas en las filas del conjunto madridista, que consigue su primer refuerzo para esta próxima campaña.

 

A su corta edad, el alemán ya tiene un palmarés envidiable. Cuenta con 3 títulos de liga (Bundesliga), 3 Copas de Alemania, una Champions League, una Supercopa de Europa y un Mundialito de Clubes, todos ellos con el Bayern de Múnich. Además, viene de proclamarse campeón del mundo de selecciones con Alemania.

 

El nuevo mediocentro blanco es catalogado por el mundo del fútbol como un 'todocampista', algo que los blancos buscaban desde hacía tiempo. Toni acompañará a Xabi Alonso, Khedira, Luka Modric, Illarra, Isco o Di María en la medular del Real Madrid.

 

El centrocampista de Greifswald está atravesando un gran momento de forma como se ha podido comprobar sobre todo en los últimos tres años donde se había convertido en prácticamente indiscutible tanto en su club como en la ya tetracampeona del mundo.

 

Acababa contrato en junio de 2015 y el Bayern ha optado por darle salida pese a que era uno de los 'fijos' en el esquema de Pep Guardiola. Kroos forma parte de la nueva generación de centrocampistas que está teniendo Alemania y ahora tendrá que afrontar un duro reto como hacerse un puesto en el esquema de Carlo Ancelotti, que ve como refuerza esa línea, que el año pasado quedó 'tocada' tras la lesión de Sami Khedira, un jugador que podría salir precisamente por la llegada de su compatriota con el que formó una pareja de nivel en el Mundial, sobre todo en la histórica semifinal contra Brasil.

 

Y es que el medio alemán aúna a su físico, una buena calidad para poder dirigir las operaciones en el centro del campo y una capacidad de llegada a las inmediaciones del área rival, donde siempre es una amenaza con su poderoso disparo. Además, como también se pudo ver en la cita mundialista, posee un buen toque a balón parado.

 

BALÓN DE ORO SUB-17

 

Ya con mucha juventud, con 17 años, demostró que podía ser una buena apuesta de futuro para el fútbol de su país tras ser nombrado 'Balón de Oro' del Mundial Sub-17 de 2007, donde Alemania fue tercera tras la campeona Nigeria y España. En esa cita, también fue el tercer máximo goleador con cinco tantos.

 

Por entonces formaba parte del Bayern, al que había llegado procedente del Hansa Rostock y donde estuvo hasta 2008, momento en el que se marchó cedido al Bayer Leverkusen donde se curtió con minutos, sobre todo en su segundo año en el equipo de la 'aspirina' donde dejó claras sus dotes goleadores y de asistente. Ese buen año provocó que fuese repescado por el club de Múnich, donde se ganó el puesto de titular tanto con Jupp Heynckes como con Pep Guardiola, aunque parece que no tenía del todo buena sintonía con el catalán.