ASAJA valora positivamente el incremento del IVA compensatorio para ganaderos y agricultores

Las presiones de la OPA logran que su reivindicación beneficie a la totalidad del sector 

ASAJA ha valorado positivamente la subida de la compensación del régimen general del IVA para ganaderos y agricultores, una reivindicación de la Organización Profesional Agraria (OPA) que beneficiará al conjunto del sector. Por este motivo, la OPA felicita al Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, y al Subsecretario del mismo Departamento, Jaime Haddad, por haber escuchado de nuevo las peticiones de esta Organización y haber logrado ante Hacienda la subida de la compensación del régimen especial del IVA del 8,5% al 10,5% para los ganaderos y del 10% al 12% para los agricultores.

El Consejo de Ministros celebrado en el día de hoy ha aprobado en el Real Decreto Ley de medidas para la estabilidad presupuestaria, la modificación de los tipos de IVA como ya anunció a principio de semana el presidente del Gobierno, incluyendo entre las subidas de los tipos en el régimen especial agrario del IVA del 8,5% al 10,5% para el sector ganadero y del 10 al 12% para el sector agrícola, oyendo de nuevo la reivindicación que ASAJA venía haciendo desde hace tiempo y que el presidente de ASAJA, Pedro Barato, solicitó hace dos días con carácter de urgencia tanto al Ministro como al Subsecretario del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Si a principio de semana mostrábamos nuestra preocupación por las subidas del IVA que definitivamente ha aprobado el Consejo de Ministros del día de hoy y la repercusión que tendría para nuestro sector en la actual situación de crisis que atraviesan buena parte de los sectores productivos, ya que los agricultores y ganaderos carecen de capacidad económica para asumir el incremento del IVA, hoy acogemos con satisfacción y nos congratulamos con estas otras medidas que el Ejecutivo ha dirigido al campo español y que entrarán en vigor el próximo día 1 de septiembre.

Y es que las subidas de IVA que se aplicarán sobre los productos finales que llegan al consumidor hundirán aún más el consumo, puesto que las familias españolas ya han hecho muchos ajustes en la cesta de la compra. Y esas caídas de ventas siempre acaban por repercutir en los agricultores y ganaderos, en un momento en el que los precios que reciben por sus productos ya están por los suelos.