ASAJA pide al resto de OPAS que se sumen a Segurcampo, un proyecto piloto de interés general para el sector

La organización defiende que es un proyecto para todos los agricultores y ganaderos, y rechaza las críticas que intentan echar por tierra una iniciativa pionera en la que participa desde su origen la Guardia Civil
La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila ha defendido el interés general que persigue el proyecto Segurcampo, pionero a nivel nacional, que ASAJA desarrolla en colaboración con la Delegación del Gobierno en Castilla y León y la Guardia Civil, destinado a disminuir el tiempo de respuesta de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en caso de robo gracias a la geolocalización de explotaciones.

Tras rechazar rotundamente las críticas vertidas por la Alianza del Campo, ASAJA ha recalcado que tratar de minorar este proyecto es intentar echar por tierra el trabajo de las organizaciones las instituciones y entidades. ASAJA lamenta la falta de conocimiento que achaca a la mala fe de esta organización, dado que la Delegación del Gobierno y la Guardia Civil colaboran desde su origen en este proyecto.

ASAJA lamenta que comience a ser habitual la dinámica de esta organización de intentar echar por tierra sistemáticamente los proyectos que la OPA líder a nivel nacional, ASAJA, desarrolla en nuestra provincia por el interés general. En lugar de mantenerse en esta permanente dinámica destructiva, la organización les pide que por el bien del sector abandonen esta actitud y se sumen a proyectos que buscan la mejora de la calidad de vida en el medio rural.

Los servicios jurídicos de ASAJA estudiarán detalladamente las acusaciones sin fundamento vertidas para analizar si son constitutivas de delito, como lamentablemente ya ha ocurrido en otras ocasiones.

Asimismo, ASAJA agradece la colaboración desinteresada de los alcaldes y ediles de los municipios abulenses en un proyecto que únicamente pretende mejorar la seguridad del medio rural.

La organización profesional agraria se limita a informar a los agricultores y ganaderos, que voluntariamente deciden sumarse al proyecto porque el beneficio que pueden conseguir en términos de seguridad es evidente.

La información, que es tratada de forma estrictamente confidencial, se trasladará a la Guardia Civil para su incorporación a la herramienta informática de localización geográfica de explotaciones.

El objetivo del proyecto Segurcampo, que comenzó hace medio año, es reducir el tiempo de respuesta por parte de los agentes ante cualquier robo en una explotación agrícola o ganadera, gracias a que las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado conocerán de antemano, vía geolocalización, la ubicación exacta de cada infraestructura.

Tras una primera fase de establecimiento de criterios técnicos para el desarrollo del soporte informático, que los agentes podrán utilizar posteriormente en tiempo real, hace unos días ha comenzado el periodo de recopilación de información, que facilitará que cada agricultor o ganadero tenga un código de identificación mediante el cual la Guardia Civil podrá saber todos los datos de interés para la seguridad y tranquilidad suya y de su familia.

Los trabajos preparatorios incluyeron reuniones de técnicos de ASAJA, que ha puesto al servicio de esta iniciativa numerosos medios humanos de forma totalmente desinteresada, con la subdelegación del Gobierno en Ávila y representantes de la Comandancia de la Guardia Civil en Ávila y previamente en la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid, la unidad central del Instituto armado, para definir y delimitar el contenido del proyecto.