Asaja pide a García Tejerina "soluciones" para los regantes de aguas subterráneas

Asaja se ha reunido este jueves con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), Juan Ignacio Diego, para que traslade a la ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, una "solución" a la problemática del uso del agua en tierras de secano que afecta a los regantes de aguas subterráneas con concesiones a través de captaciones privadas, fundamentalmente en Valladolid, Segovia, Avila, Palencia y Zamora.

La organización critica la "incongruencia" entre las prácticas tradicionales de cultivo, las medioambientales e incluso las normas legales de la propia Política Agrícola Común (PAC) y el Plan de Desarrollo Rural (PDR) que exigen una rotación mínima para ciertos cultivos, con las normas del Organismo de Cuenca que "impiden cambiar temporalmente la superficie sobre la que se utiliza un agua ya concedida".

 

Asaja lamenta que cada año la CHD "sancione duramente a los agricultores que riegan tierras de secano con agua de las de regadío que ese año pasan a cultivarse de secano".

 

A su juicio, se trata de una "práctica necesaria" y "cada vez más extendida" para poder realizar una buena rotación de cultivos incluir en la explotación temporalmente, durante uno o dos años, una finca de secano próxima a la de regadío. En esa finca arrendada o cedida, se usan los caudales de agua autorizados en la de regadío, que ese año se cultivará en secano dejándolos de utilizar allí, según señala.

 

Asaja considera que es "de sentido común" autorizar estos usos temporales que "no suponen ningún perjuicio a las masas de agua ni al medio ambiente", pues "simplemente se trata de utilizar lo concedido para una zona en otra próxima y que en ningún caso supone incremento ni del volumen de agua ni de la superficie regable autorizada".

 

La OPA ha conseguido, según ha informado, el compromiso del propio presidente de la CHD para "eliminar la sanción, e incluso reducir considerablemente la multa, en todas aquellas denuncias que el agricultor pueda demostrar que no se ha utilizado más agua de la concedida".

 

La organización agraria trasladará de nuevo el problema al Ministerio ya que, "lejos de solucionarse, cada año se agrava con más denuncias". "Las explotaciones necesitan realizar prácticas agronómicas que las hagan sostenibles y mantengan su viabilidad, una rotación a más años obliga a disponer de más superficie y cuando no se dispone de ella de forma indefinida hay que solucionarlo con alquileres o permutas esporádicas", ha concluido.

Noticias relacionadas