Asaja no comparte que el porcentaje de pureza aparezca en el mismo lugar que la mención comercial

(Foto: Chema Díez)

El sindicato agrario en Castilla y León difiere de la postura de la organización en el ámbito nacional y agradece que se termine con "la incertidumbre que ha vivido el sector durante mucho tiempo" hasta la aprobación oficial de la Norma de Calidad.

Las reacciones tras la aprobación de la nueva Norma de Calidad del Ibérico no se han hecho esperar. La organización agraria Asaja en Castilla y León ha mostrado su rechazo a una parte de esta nueva normativa, que difiere a la que apoya este propio sindicato en el ámbito nacional.

 

Este punto se refiere a que Asaja no comparte que el porcetaje de pureza aparezca en el mismo lugar que la mención comercial porque "puede llevar a engaño al consumidor". Al menos eso es lo que opina uno de los representantes del sector del porcino, Luis Ángel Cabezas, presidente provincial de Asaja.

 

"Creemos que el porcentaje de pureza (75% o 50%) no debe ir al lado de la mención comercial en el etiquetadi porque puede confundir al consumidor a la hora de elegir un producto u otro. Se debería diferenciar o colocarse en otro sitio u omitirse", agregó.

 

La gran mayoría de la producción de la provincia de Salamanca es cerdo cruzado con duroc por lo que para los intereses de los profesionales de la Comunidad es un claro atraso.

 

Además, para Cabezas, el hecho de que la Norma no obligue a etiquetar de nuevo los jamones que ya están colgados "es algo muy positivo porque para los que ya lo estaban supone un sobrecoste para el sector. No perjudica al ganadero pero si la industria está mal también lo está el ganadero", indicó.

 

Por último, destacó que se ha terminado "con la incertidumbre que había dentro del sector" con la publicación de la nueva Norma que, ahora, también debe cumplirse.