ASAJA demanda a Hacienda que sea sensible con la delicada situación del sector agrario

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) demanda a Hacienda que, en esta campaña de la Renta que acaba de iniciarse, sea sensible con la delicada situación que atraviesa el sector agrario en un año de números rojos para varios subsectores agroganaderos, en especial el vacuno de leche.

Además, el sector está pendiente de la publicación de las posibles reducciones de los módulos para las actividades agrícolas y ganaderas afectadas por diversas circunstancias excepcionales -tales como incendios, inundaciones o sequías, pero también precios-. Será en esta campaña 2015 cuando por primera vez se aplique la modificación, con carácter estructural, y retroactivamente para 2015 los módulos del ganado bovino de leche (de 0,32 a 0,20) y la patata (de 0,37 a 0,26). Se trata de una reducción reivindicada históricamente por ASAJA, y que corrige el injusto tratamiento que venían recibiendo ambos sectores.


Sin embargo, la crisis del lácteo ha rebasado todos los límites previsibles, por lo que para ASAJA “lo lógico es que en esta campaña de pérdidas absolutas el módulo aplicable fuera cero”. No obstante, en caso de ser aceptada la propuesta, bastantes ganaderos quedarían fuera, puesto que muchos están adscritos al sistema de estimación directa.


A mayores, ASAJA denuncia la crisis de precios del porcino y la carne de conejo, así como el declive económico de las explotaciones cerealistas, que llevan varias campañas soportando costes de producción altos con unos precios del cereal devaluados. Por ello, insiste en que estas situaciones, sumadas a las pérdidas registradas por circunstancias excepcionales como sequías, pedriscos o inundaciones, deben ser analizadas municipio a municipio para ser consideradas en las reducciones de módulos pendientes de publicación.