Asaja de Valladolid critica las sanciones administrativas por construir casetas en el campo para proteger bienes

www.milanuncios.com

Asaja de Valladolid ha criticado públicamente las sanciones administrativas impuestas a agricultores por el mero hecho de construir casetas en el campo con el fin de proteger sus bienes.

 

Así, el sindicato, a través de un comunicado recogido por Europa Press, advierte de que la oleada de robos ha dado paso a una oleada de multas en el campo.

 

"Por si no fuera suficiente castigo el tener que ver cómo el material de tú trabajo es expoliado con frecuencia y cómo los ladrones salen impunes una y otra vez, ahora la administración se ceba con ellos por intentar proteger sus bienes y poner los mayores impedimentos que tienen a su alcance para que no les roben el material de valor con el que trabajan", apunta Asaja de Valladolid.

 

De hecho, la OPA refiere que varios agricultores de la provincia han recibido notificaciones del catastro para que paguen una cantidad que ronda algo más de 100 euros de media por construir pequeñas casetas de riego para proteger y guardar los motores y el material más valioso de sus explotaciones.

 

Los agricultores, a pesar de la cuantía de las sanciones, están indignados. "El Ministerio de Hacienda nos sanciona por alteración en el catastro inmobiliario al haber construido estas casetas. Es injusto, son casetas de unos siete metros cuadrados construidas por pura necesidad ante la oleada de robos", insiste Asaja.

 

Ante ello, ha exigido el cese de este tipo de sanciones y que la administración tenga en cuenta la función que persiguen estas casetas de riego. "La situación que viven estos agricultores es especial y así debería considerarse. No piden distinciones ante la ley, pero sí que se tenga en cuenta que son construcciones de defensa ante los numerosos robos y no de disfrute o recreo", explica Lino Rodríguez, presidente provincial.

 

Los agricultores multados han recurrido estas sanciones, si bien creen que tienen pocas probabilidades de éxito de prosperar, amén de meterse ya en un proceso contencioso con la administración que les puede llevar una gran pérdida tiempo y dinero.