ASAJA de Ávila reclama normas de saneamiento más flexibles para los ganaderos trashumantes

Joaquín Antonio Pino exige, en la Fiesta de la Trashumancia, “una legislación específica para esta actividad, en peligro por los problemas de saneamiento ganadero”

La organización profesional agraria ASAJA mostró su respaldo a los ganaderos trashumantes de la provincia, que acudieron a la Fiesta de la Trashumancia que se ha desarrollado hoy en Madrid con la presencia de ganaderos de la zona de Gredos. Un acto al que también acudió el presidente de ASAJA de Ávila, Joaquín Antonio Pino, miembro del grupo de expertos de la Red Rural Nacional ‘Trashumancia y ganadería extensiva’, de la Dirección General de Desarrollo Rural del Ministerio de Agricultura, y en la que aprovechó para exigir el apoyo incondicional de la Administración a esta actividad para lograr su supervivencia, que pasa por una legislación específica para la misma y la flexibilización de las campañas de saneamiento ganadero.

Además del cabeza de lista de la candidatura de ASAJA participó activamente en la Fiesta de la Trashumancia con el manejo de reses avileñas uno de los componentes de la candidatura procedente de la zona de Gredos, que concurrirá a las próximas elecciones agrarias del 2 de diciembre, Miguel Ángel Villacastín, ganadero de San Martín del Pimpollar.

"Fiesta

No en vano, la actividad trashumante en la provincia sufre en la actualidad la grave crisis de precios que afecta al resto de sectores agroganaderos, a lo que se suma la exposición del ganado a la transmisión de enfermedades de la fauna salvaje, como brucelosis o tuberculosis, que suponen el sacrificio de ganaderías o la imposibilidad de trashumar durante un periodo determinado de años.

De esta manera, para preservar la tradición trashumante se hace necesario, explicó Pino,  mejorar la legislación aplicable al sector para que facilite el traslado del ganado entre Comunidades así como la simplificación administrativa y que estos ganaderos cuenten con vías pecuarias en buen estado, infraestructuras que en la actualidad no están en las mejores condiciones para transitar con el ganado.

ASAJA de Ávila ya reclamó al Ministerio y a la Junta de Castilla y León un cambio de mentalidad en el diseño de los programas sanitarios para evitar, como ocurre en la actualidad, el sacrificio obligatorio de reses y la continua pérdida de animales en la cabaña ganadera, que en muchos casos supone el cierre definitivo de explotaciones.