ASAJA critica que la OMC pase por alto el principio de reciprocidad en el mercado internacional

ASAJA de Castilla y León ha comunicado que lamenta que en la última ronda de negociaciones de la Conferencia de la Organización Mundial del Comercio se haya “pasado por alto” el principio de reciprocidad en el mercado internacional para que el país exportador tenga que cumplir los mismos requisitos respecto a la seguridad alimentaria, la protección del medio ambiente y el bienestar animal, que se exige en los países receptores a sus agricultores y ganaderos

Este punto es una ya antigua demanda de ASAJA, puesto que las normas y requisitos marcados por Bruselas "son cumplidos a rajatabla por nuestros productores", se abre la frontera a importaciones de países terceros a los que no se exige ninguna de esas garantías de calidad y seguridad, "lo que implica una competencia desleal y además con frecuencia un engaño al consumidor", señalan.

 

Para ASAJA, este es el fallo principal del conocido como “paquete de Bali”, alcanzado en la IX Conferencia de la OMC, que por otro lado para esta organización tiene puntos positivos, puesto que persigue impulsar las exportaciones y el comercio mundial.

 

Por primera vez en este foro del comercio internacional no se han puesto en cuestión las ayudas agrarias de la Unión Europea, unas ayudas que ya no se consideran incompatibles con el libre mercado mundial al haberse reducido considerablemente y al estar desacopladas de la producción, y además al haberse desmantelado los mecanismos de intervención en los mercados como son las restituciones a la exportación, los aranceles y las ayudas al almacenamiento público o privado.

 

En virtud de la decisión adoptada sobre seguridad alimentaria, en forma de cláusula de paz de cuatro años de duración, los países en desarrollo podrán mantener la financiación de los actuales programas de almacenamiento de alimentos básicos por encima de los límites de ayuda permitidos por la OMC. A cambio, estos programas no deberán crear distorsiones en el comercio internacional, a la vez que se establecen requisitos de notificación.

 

Todos los países se comprometieron a reducir las ayudas a la exportación de productos agrícolas. Se ha creado también un mecanismo para la reasignación de contingentes agrícolas que permite mejorar la utilización de contingentes arancelarios infrautilizados.

 

Para los países menos avanzados se han adoptado diversas decisiones que favorecerán una mayor inserción de sus economías en los mercados internacionales gracias a reglas de origen simplificadas y la exención de aranceles y contingentes. Los miembros de la OMC prometieron seguir trabajando para favorecer las exportaciones de algodón de los países menos avanzados.