Asaja Ávila solicita una declaración de impacto ambiental negativo para el proyecto de la mina de feldespato de la Sierra de Ávila

Para la asociación agraria su construcción causaría un gran perjuicio a la actividad ganadera.

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores, ASAJA Ávila, ha solicitado  a la Junta de Castilla y León una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) Negativa para el proyecto de aprovechamiento de la explotación de la mina de feldespato que pretende instalarse, a cielo abierto, en el Cerro de Gorría, y que afectaría  a los municipios de La Torre, Sanchorreja, Narrillos del Rebollar y Valdecasa.

 

ASAJA Ávila ha presentado ante la Delegación Territorial de la Junta una serie de alegaciones sobre el Estudio de Impacto Ambiental y el Plan de Restauración proyectado, por considerar que supondrá un grave perjuicio para las actividades agrarias y ganaderas de las localidades afectadas, junto con el gran impacto ambiental que supondría para la flora, fauna, recursos hidrológicos  y patrimonio cultural de la región.

 

La Torre, Sanchorreja, Narrillos del Rebollar y Valdecasa son cuatro municipios en los que la actividad agrícola y ganadera tienen una gran relevancia económica. ASAJA Ávila considera que un proyecto como este causaría un gran perjuicio a más de 100 explotaciones ganaderas de estos municipios, afectando al nivel de renta de las personas dedicadas al sector, dificultaría aún más la incorporación de jóvenes a la actividad, y perjudicaría a las condiciones sociales de las mujeres y familias.

 

ASAJA Ávila sostiene que el Estudio de Impacto Ambiental es nulo de pleno derecho ya que no cumple los principios básicos de la Ley 21/2013, de Evaluación Ambiental. En primer lugar, el estudio obvia la biodiversidad de la zona, olvidándose de las diversas especies animales y vegetales que se verían afectadas por la construcción de la mina.

 

La mina de feldespato afectaría a la cantidad y calidad de las aguas, esenciales en la actividad ganadera y fuente de agua potable en algunas localidades, y a la dispersión de partículas y a las infiltraciones de las aguas residuales producidas. 

 

Además, el Plan de Restauración no hace referencia al castro vetón de Los Castillejos, considerado Bien de Interés Cultural (BIC) y se olvida de las zonas incluidas en la Red Natura 2000, en la que destaca la presencia reproductora del Águila Imperial Ibérica y del Águila Real, y de otras especies protegidas.

 

Otras alegaciones que ASAJA Ávila ha presentado a la Junta para pedir una Declaración de Impacto Ambiental Negativa son el impacto paisajístico, la contaminación acústica y del aire, el deterioro de espacios protegidos (como el Monte de Utilidad Pública de Narrillos del Rebollar o la Cañada Real Leonesa Occidental), el deterioro de las infraestructuras de la zona, las insuficientes medidas preventivas del Plan de Restauración.

 

Por último, pero no por ello menos importante, ASAJA Ávila subraya que la falta de datos sobre puestos de trabajo que generará en la zona, no ayuda a valorar la repercusión económica del proyecto ni a garantizar su viabilidad.

Comentarios

Hierbaserrana 13/11/2016 23:20 #1
Vamos Adaja que la Mina nos deja sin vacas

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: