ASAJA Ávila reclama a la Junta que autorice a los agricultores de Arévalo-Madrigal el arado profundo para el control del topillo

La organización profesional agraria solicita la inclusión de esta comarca en las zonas autorizadas para realizar esta medida fitosanitaria.

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila ha solicitado a la Junta de Castilla y León que permita a los agricultores de la comarca de Arévalo-Madrigal el arado profundo de las tierras como medida fitosanitaria para la lucha contra el topillo, por lo que ha reclamado incluir a esta zona en el listado de áreas autorizadas para realizar esta práctica fitosanitaria.

 

ASAJA de Ávila entiende que la presencia alarmante de topillo en la comarca de Arévalo-Madrigal es suficiente como para que la Administración regional la incluya en el anexo I de la Resolución con las áreas autorizadas a realizar el arado profundo, que puede superar los 20 centímetros. Una medida que la organización profesional agraria considera útil y fácil de aplicar por al agricultor, nada agresiva con el medio ambiente.

 

El 14 de julio la Consejería de Agricultura publicaba una resolución de la Dirección General de Producción Agropecuaria y Desarrollo Rural en la que autorizaba a las comarcas de Campos en Palencia, Tierra de Campos en Valladolid y Campos-Pan en Zamora a realizar alzado profundo como medida de control contra los topillos.

 

Según figura en la Resolución, el alzado profundo de los rastrojos en las parcelas afectadas por la existencia de poblaciones anómalas de topillo realizado con una profundidad superior a 20 centímetros no se considerará incumplimiento a los efectos de la aplicación de la condicionalidad de las ayudas directas a la Política Agrícola Común en las comarcas autorizadas.