ASAJA-Ávila denuncia el robo de un turismo estacionado en el interior de una nave agrícola

La organización profesional agraria reclama más medios para luchar contra este tipo de actos y recuerda a los agricultores y ganaderos la importancia de denunciar ante la Guardia Civil

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila ha denunciado el robo de un turismo que estaba estacionado en el interior de una nave agrícola en el término municipal de Barromán, en la comarca de La Moraña, lo que pone de manifiesto una vez más la inseguridad que vive el medio rural abulense.

Según conoció hoy la organización profesional agraria, los amigos de lo ajeno se introdujeron en la nave y, aparentemente sin forzar las puertas, perpetraron el hurto del automóvil, de la marca Peugeot, modelo 308, con tres años de antigüedad, cuyo valor el propietario de la nave estima en 18.000 euros. Además, los ladrones también robaron una bicicleta que también estaba situada dentro de la nave, que alberga diversos aperos agrícolas.

El agricultor afectado, socio de ASAJA, descubrió el pasado viernes el robo tras acudir como cada mañana a su explotación, y posteriormente denunció los hechos ante la Guardia Civil.

Tras conocer estos hechos, ASAJA-Ávila recomienda a quienes se vean afectados por un robo que denuncien ante la Guardia Civil. Asimismo, reiteró la necesidad de que la Guardia Civil cuente con más agentes que garanticen la seguridad en el medio rural abulense y pidió a la Subdelegación del Gobierno que se haga eco de esta necesidad para finalmente lograr más efectivos. Un incremento de medios que debe ir acompañado de la investigación del mercado ilegal de material agrícola.

Precisamente para contribuir a mejorar la seguridad en el medio rural, desde hace más de medio año ASAJA-Ávila desarrolla el proyecto Segurcampo, una iniciativa pionera a nivel nacional que pretende reducir el tiempo de respuesta por parte de los agentes ante cualquier robo en una explotación agrícola o ganadera, gracias a que las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado conocerán de antemano, vía geolocalización de las explotaciones, la ubicación exacta de cada infraestructura.