Asaja Ávila advierte de las modificaciones sustanciales en el porcentaje de admisibilidad de pastos

Denuncia las drásticas reducciones que, "sin previo aviso", la Junta de Castilla y León está aplicando a la hora de calificar, en zonas eminentemente ganaderas, los porcentajes de admisibilidad de pasto, y que podrían dejar a muchos ganaderos de nuestra provincia sin una parte importante de las ayudas que se perciben en la PAC por este concepto.

Los técnicos de ASAJA de Ávila han detectado, en las consultas que realizan a diario a través de la aplicación de la PAC, una sustancial variación de los Coeficientes de Admisibilidad de Pastos (CAP) que se aplican para determinar qué porcentaje de superficie es considerada como terreno pastable a efectos de la PAC y que fueron facilitados provisionalmente por la Junta de Castilla y León en primavera.  


Antes del verano, se fijaba de manera generalizada y provisional en un 95% el porcentaje de aprovechamiento en pastizales (PS), en un 75% el de pasto arbustivo (PR) y en un 50% en pasto arbolado (PA). Aunque la Junta de Castilla y León todavía no ha comunicado los porcentajes definitivos de los CAP, la aplicación PAC muestra cambios muy significativos, ya que no se establecen porcentajes fijos para cada uso. En gran parte de los expedientes consultados por ASAJA, los porcentajes de superficie admisible de pastos se encuentran por debajo del 50% e incluso al 0%.


Esta reducción abismal de la superficie admisible de pastos puede generar una merma en la percepción de ayudas de la PAC superior al 30% para los próximos cinco años. ASAJA advierte además que hay ganaderos que verán tan reducidas las superficies admisibles para pasto que serán insuficientes para cubrir la carga ganadera máxima permitida de sus explotaciones, lo que podría hacer peligrar las ayudas agroambientales y el pago verde o greening que perciben.  También afecta gravemente a los jóvenes que se han incorporado este año al campo y que disponen de poca superficie de pastos, que verán reducidos el pago base y también el pago verde.


Para ASAJA, es totalmente inadmisible que una parcela que en junio contaba con un porcentaje de admisibilidad de pasto, como mínimo, del 50 por ciento, pueda llegar a quedarse ahora, con la aplicación de nuevos coeficientes, por debajo de estas cifras, incluso al 0%, ya que supone un grave perjuicio para los ganaderos. Por ello, demanda a la Junta de Castilla y León que aclare los Coeficientes de Admisibilidad de Pastos y mire por el interés de los ganaderos de esta provincia.