ArcelorMittal y los sindicatos pactan un ERTE y congelación salarial en 2013

arcelormittal
La dirección de ArcelorMittal en España y los sindicatos UGT, CC.OO. y USO han suscrito un acuerdo marco con las nuevas condiciones laborales de la empresa para el periodo 2013-2015, entre las que se incluyen un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para 2013, una congelación salarial durante el mismo ejercicio y un mayor porcentaje de variabilidad en los sueldos.



MADRID, 18 (EUROPA PRESS)



En un comunicado, la compañía indica que estas medidas tienen como objetivo elevar la competitividad de sus productos fabricados en España y destinados a la exportación, en un contexto de fuertes descensos en el consumo de acero en el Sur de Europa, de hasta el 25%, y de una situación agravada en el país por el "colapso del sector de la construcción" y una caída del consumo privado.

Para responder a esta situación, los sindicatos y la empresa han acordado que un 8% del salario pase a ser variable en el primer año, mientras que en 2014 y 2015 este porcentaje sea del 8,5%. Este sistema de variabilidad se regirá por objetivos económicos, industriales y de seguridad laboral.

Además, se ha pactado no actualizar los salarios para el próximo ejercicio y una revalorización del 0,5% y del 2% para los dos años siguientes. También, durante la vigencia del plan, queda suspendido el cumplimiento de nuevos quinquenios o trienios.

Este acuerdo marco sentará las bases sobre las que se apoyarán los convenios colectivos de empresa de cada uno de los centros de trabajo de los sectores planos y de distribución de ArcelorMittal en España.

De hecho, continúan las negociaciones para alcanzar un acuerdo similar en las fábricas del sector de productos largos, ubicadas en Bergara, Olaberria, Zaragoza y Zumarraga, que son las más afectadas por la crisis de la construcción.

En cuanto al ERTE, se ha acordado su aplicación en 2013 con el objetivo de permitir la flexibilidad en las plantas españolas ante la caída de los mercados y, de esta forma, adaptarse a las necesidades del mercado.

El presidente de ArcelorMittal España y miembro de la dirección general del grupo, Gonzalo Urquijo, celebra el acuerdo y considera que reforzará la competitividad de las unidades de la empresa en España, en un momento de gran inestabilidad del mercado internacional.

Junto a esto, ha asegurado que "el diálogo social es una herramienta


imprescindible para desarrollar un plan de negocio sólido" que permita a las plantas de la compañía "poder competir y adaptarse a las necesidades de la demanda".