Aprobados los planes de emergencia exterior en las provincias de Palencia y Segovia

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado este jueves dos planes de emergencia exterior en las provincias de Palencia, Fitotrans, y Segovia, plan de Industrias del Cuarzo SA (Incusa).

Ambas medidas tienen como objetivo definir las medidas de protección de los recursos humanos y materiales y los procedimientos de actuación y coordinación de los organismos y servicios para mitigar las consecuencias personales, de los bienes y del medio ambiente que pudieran producirse por accidentes graves en sus instalaciones.

 

En concreto, se ha aprobado el plan de emergencia exterior de la empresa Fitotrans, ubicada en Dueñas (Palencia) que ocupa una parcela de 9.836 metros cuadrados y a 2,8 kilómetros de la localidad, dedicado a la gestión logística de productos fitosanitarios y productos químicos y al almacenamiento temporal y de transporte. Esta empresa genera cinco puestos de trabajo directos.

 

También se ha aprobado el plan de emergencia exterior de la empresa Industrias del Cuarzo, Incusa, enclavada en Burgomillodo, en el término municipal de Carrascal del Río, en la provincia de Segovia.

 

Esta empresa se dedica a la explotación del yacimiento de arenas feldespáticas y su posterior tratamiento y genera 41 empleos directos y con personal indirecto procedente de otras cinco empresas contratistas con una media de dos o tres trabajadores por turnos.

 

Los planes provinciales establecen el marco orgánico y funcional necesario para prevenir y, en su caso, mitigar los daños, en caso accidente grave.

 

Se definen las zonas de intervención, de alerta y el análisis de los riesgos asociados a las mismas, se señalan las medidas de protección (confinamiento, alejamiento y evacuación) e información a la población, además de la estructura organizativa y procedimientos de intervención para garantizar una adecuada coordinación entre las distintas administraciones.

 

Igualmente se señala la forma de notificar los distintos accidentes, cómo y cuándo se debe activar y desactivar del plan, los informes finales sobre el suceso y el formulario de declaración de accidente grave.

 

Además, recogen la necesidad de seguir las actuaciones previstas tanto para la implantación del mismo (plan de carencias, la formación a los grupos de acción, la información a la población e industrias vecinas) como para el mantenimiento del plan (comprobaciones periódicas de los equipos, ejercicios de adiestramiento para el personal que trabaje en la planta, simulacros de emergencias y revisiones de las medidas de seguridad y controles recogidos en el Plan).

 

Los planes aprobados este jueves cuentan con el informe favorable de la Comisión de Protección Civil de Castilla y León, serán homologados posteriormente por la Comisión Nacional de Protección Civil.