Aprobado el presupuesto de la Junta para 2015 sin enmiendas de la oposición

PSOE, IU y UPL llevaron al Pleno 1.680 enmiendas pero ninguna se incorporó a la Ley.

Las Cortes de Castilla y León, con los votos en contra de PSOE y Grupo Mixto, han aprobado este miércoles el presupuesto de la Junta para 2015 sin enmiendas de la oposición, unas cuentas que alcanzan los 9.920 millones de euros, un 0,37 por ciento menos que este año.


En el Pleno que ha concluido este miércoles se han debatido un total de 1.680 enmiendas parciales, IU fue el partido que más enmiendas parciales llevó a este Pleno con 1.135, seguida del PSOE con 505 y UPL con 50, aunque finalmente no se incluyeron en la Ley de Presupuestos de la Junta para 2015.

La consejera de Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, ha defendido ante la Cámara que el proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2015 está basado en unas "previsiones buenas" si bien ha reconocido que su consecución no estará exenta de "riesgos a la baja" como los vinculados a la marcha del sector exterior si la economía de los principales socios comerciales se contrajera.

Del Olmo ha advertido también del riesgo de que "circunstancias sobrevenidas" puedan afectar a la actual evolución a la baja de los tipos de interés o de la prima de riesgos, "ahora en mínimos históricos".

 

Dicho esto, la consejera ha insistido en que el proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2015 se ha elaborado teniendo en cuenta un escenario propicio para afianzar el dinamismo de la demanda interna, "que será el motor de crecimiento de la economía y del empleo", y ha recordado que los datos de la evolución de la economía regional de los tres primeros trimestres del año y la marcha de los principales indicadores avalan ese pronóstico.

Durante el debate de las cuentas regionales el portavoz de Economía del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León, Julio López, ha defendido que el rechazo del PP a las enmiendas del PSOE al proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad "agrava" la "desconfianza" en el Gobierno.

López ha centrado su discurso en defensa de las enmiendas de su grupo en la "pérdida" de ciudadanos en la Comunidad, donde se alcanzan cifras de población "iguales" que en 2015 con 2,4 millones de euros y 52.000 jóvenes menos. Así, ha defendido que el "termómetro" más relevante de la Comunidad es la "evolución" de la población.

"Es verdad que los indicadores están mejor que hace un año pero no es verdad que los ciudadanos estén mejor", ha lamentado el procurador por Palencia, quien ha insistido que no se pueden tomar como base para la evolución de determinados servicios los indicadores que se miden en medias 'per cápita' dada la "pérdida de población".

Por su parte, en el debate, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Carlos Fernández Carriedo, ha destacado la mejora registrada en las cuentas de la Comunidad desde el arranque de esta legislatura en 2011. "Los objetivos son los mismos y las circunstancias son distintas", ha recordado, tras lo que ha detallado que la situación económica actual no sitúa a España en "riesgo" de intervención y existe una prima de riesgo "reducida" y tipos de interés "más bajos".

"Ya no estamos en recesión, no hay una pérdida intensa de puestos de trabajo", ha reseñado Fernández Carriedo, quien hay abogado por mantener en 2015 la lucha contra la "crisis", para lo que la Ley se consolida como las cuentas la "recuperación económica, el empleo y la bajada de impuestos".

Por su parte, el procurador de IU y portavoz del Grupo Mixto, José María González, ha defendido ante la Cámara sus enmiendas y ha insistido en que se trata de manifestarse en contra de la "forma de presupuestar" del PP, algo que respaldó en los argumentos de la enmienda a la Totalidad de la normativa ya debatida en Pleno por convicción y no por un "acto acomodaticio".

A juicio de González el Presupuesto en su cifra global de gasto "no sólo no ha crecido, sino que ha acabado mermado", por lo que ha defendido la introducción de sus enmiendas, finalmente rechazadas, para dar "algo de ética al proyecto".