Aprobada por unanimidad en el Senado la propuesta de Sanz para la lucha contra el Alzhéimer y otras demencias

Antolín Sanz, que ha propuesto la creación de una Estrategina Nacional para la lucha contra el Alzheimer y otras demencias, ha manifestado que esta enfermedad tiene en España 600.000  personas diagnosticadas, y según informes del Ministerio de Sanidad, dicha cifra se cuadruplicará en los próximos 50 años

 

El secretario general del Grupo Parlamentario Popular en el Senado, Antolín Sanz, ha pedido hoy al Gobierno, a través de una moción que ha sido aprobada por la unanimidad del Pleno de la Cámara Alta, “que desarrolle, en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, una Estrategia sobre Enfermedades Neurodegenerativas, con especial atención al Alzhéimer, y con la suficiente dotación económica, sin prejuicio de las competencias que en este ámbito corresponden a las Comunidades Autónomas”.

 

Del mismo modo, la iniciativa del GPP, suscrita por todos los grupos de la Cámara, solicita también al Ejecutivo que “manifieste su apoyo y adhesión a la conmemoración del Día Mundial del Alzhéimer que se celebró el pasado 21 de septiembre”.

 

Antolín Sanz ha valorado de “manera muy importante esta unanimidad conseguida en el Pleno del Senado” y ha asegurado que “los políticos tenemos que estar para dar solución a cuestiones como esta con un gran impacto social” y también ha recalcado que en este asunto “se han dejado de lado el debate partidista para centrarnos en una cuestión de gran impacto social y económico”.

 

Sanz ha afirmado que se trata de un paso previo y fundamental  a la creación de un modelo común es la coordinación entre las diferentes Entidades implicadas, Comunidades Autónomas, Asociaciones de Profesionales, Asociaciones de familiares de pacientes, etc; y para ello “debe existir un órgano de participación que defina dicha estrategia y  aglutine a todos los organismos implicados, públicos y privados, con el fin de coordinar una actuación conjunta que sirva de base para todo el territorio nacional, independientemente de donde resida la persona afectada de esta patología y su familia”.

 

A lo largo de su intervención, el secretario general de los populares en el Senado ha querido dejar claro que el propósito de esta moción “es poner de relieve que la demencia es uno de los mayores desafíos para los sistemas sanitarios y sociales de las próximas décadas, ya que constituyen un problema sanitario y social de gran importancia en todo el mundo”.

 

MÁS DE 600.000 PERSONAS DIAGNOSTICADAS EN ESPAÑA


Asimismo, ha explicado Sanz, que en nuestro país se estima que ya hay 600.000  personas diagnosticadas, y según informes del Ministerio de Sanidad, dicha cifra se cuadruplicará en los próximos 50 años. “Se estima igualmente que las personas afectadas (pacientes y familiares) se sitúan en los casi 5 millones de personas”, ha remarcado.

 

Del mismo modo, el secretario general de los populares en la Cámara Alta ha recordado que, hasta el momento actual, ni la atención sanitaria tradicional ni los modelos sociales tradicionales permiten el cuidado adecuado de las personas que sufren enfermedades neurodegenerativas. “Es por tanto prioritario que se produzcan cambios y mejoras en las políticas de gestión de los recursos sanitarios y de cuidados dirigidos a las personas en situación de dependencia, causada por estas patologías”, ha apostillado.

 

SEGUIR LA SENDA DE LOS PAÍSES DE LA UE


En otro punto de su intervención, Antolín Sanz ha puesto de manifiesto que en nuestro País, a diferencia de la mayoría de los países de la UE, no existe un modelo uniforme de prestación, ni de coordinación de servicios sanitarios y sociales básicos a la hora de atender a personas con dependencia y sus familias; y tampoco existen verdaderos sistemas de provisión integrada de este tipo de servicios.

 

Así, ha explicado que los diferentes planes de actuación de países europeos,  señalan, entre sus prioridades, la necesidad de aumentar el conocimiento para comprender las causas de la demencia, así como la investigación clínica y la investigación social.

 

Para finalizar ha querido destacar también la figura del cuidador, del que ha dicho “tiene una importancia fundamental y, normalmente, es una persona de la familia que asume la mayor responsabilidad en la atención del enfermo”. “Soy partidario y hago mío el lema de envejecer en casa que se ha convertido en un objetivo común de las políticas sociales de atención a las personas mayores de los países desarrollados”, ha finalizado.