Anuncios engañosos en Facebook, el último de Primark así que no caigas en la trampa

"¿Eres un amante de la moda? Participa y llévate un cheque regalo de 500 euros" es uno de los mensajes publicitarios que puedes recibir a través de Facebook. Pero, no te dejes engañar, esta página ni es la oficial de Primark, ni te va a dar el cheque para que gastes en sus tiendas.
 

Este se trata de un anuncio engañoso que invita a los seguidores del perfil de Facebook de Primark a compartirlo y a ganar un premio, pero no es el único caso de estafa que registran las redes sociales o los servicios de mensajería.

 

Estas plataformas tienen la ventaja de que son capaces de hacer de una publicación, mensaje, vídeo o imagen algo viral en muy poco tiempo. De esto se aprovechan los 'hackers', ya que tienen muchas posibilidades de que un número importante de personas pique con sus ataques y puedan robar datos o información personal.

 

Desde finales del mes de agosto han sido muchas las empresas o servicios que han visto cómo su nombre estaba detrás de un nuevo intento de robo. Un evento solidario de Ray-Ban con descuentos, el botón de "no me gusta" o el cambio de color de la plataforma en la web son algunas de las estafas que han surgido en torno a Facebook. En el caso de Primark, no es la primera estafa bajo el nombre de la marca, sino que ya intentaron hacerse con información de los usuarios a través de WhatsApp.

 

Ahora, Panda Security advierte de que no nos creamos que nos van a dar un cheque, ya que se trata de un intento de hacerse con nuestros datos personales a cambio de nada. Si se analiza con detenimiento la supuesta página de la tienda de ropa, lo que los atacantes buscan es conseguir nuestra información de contacto para enviar spam.

 

Panda también recomienda seguir tres consejos básicos para que nadie se pueda hacer con nuestros teléfonos, correos electrónicos o números de cuentas bancarias: no facilites tus datos personales en este tipo de encuestas, comprueba siempre que las promociones proceden de páginas oficiales y, por último, utiliza el sentido común, que casi nunca falla.