Antonio Quero: “Hay más alternativas económicas para salir de la crisis que las que plantea el Partido Popular”

Benito Zazo y Antonio Quero

Izquierda Socialista-PSOE Ávila ha organizado hoy una jornada denominada “Rescata la Política”, en la que participa Antonio Quero, de Factoría Democrática, y en la que tienen previstos varios actos a los largo del día donde darán a conocer las propuestas económicas y sociales que ellos plantean: “soluciones para la salida de a crisis financiera; reparación de las consecuencias de la crisis e institucionalización de los canales de participación ciudadana en la política”

 

Desde Izquierda Socialista-PSOE Ávila se están desarrollando una serie de actividades con el fin de movilizar a las bases del Partido Socialista y a los ciudadanos “para favorecer el debate y sobre todo la participación ciudana en espectos políticos”. De ahí que hayan organizado esta jornada “Rescata la Política” para “analizar y debatir que la idea que nos están trasmitiendo desde el Partido Popular y de Europa de que no hay más política económica posible que la que está aplicando actualmente, no es cierta”, declaraba Benito Zazo, de Izquierda Socialista de Ávila.

 

Durante la jornada, que comenzaba a las 12.00 horas, con un encuentro con los máximos reponsables de UGT y CC.OO, y que se completa con una almuerzo de trabajo a las 14.00 horas en el Arenal con militantes y simpatizantes del Partido Socialista del Bajo Tiétar; un encuentro con la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Ávila a las 18.00 horas, y una “Sesión Deliberativa” sobre las alternativas conomicas ante la crisis a las 20.00 horas en la sede del PSOE, Antonio Quero, de Factoría Democrática, dará a conocer tres documentos que han elaborado en los que se plantean “alternativas a la crisis económica, elementos para reparar las consecuencias de la crisis y canales institucionales para conseguir que la voz de la ciudadanía sea escuchada”.

 

  1.  

El primero de los documentos  se ocupa “de la gran emergencia social y nacional: salir de la crisis y crear empleo”, para ello proponen una reforma del sistema bancario que consiste “en dejar que los bancos se sigan ocupando de la gestión de las concesiones de crédito, y que la gestión de los depósitos, que es un servicio público de interés general, esté gestionada por una entidad central propiedad de la ciudadanía, poniendo a trabajar el dinero al servicio del interés general. Que los beneficios que produce nuestro dinero no vayan a servir las necesidades del sistema financiero, sino que estos depósitos, y los beneficios que generen, se dediquen a un plan de empleo ambicioso, masivo y voluntarista, que pueda crear miles de empleos en poco tiempo y esté acompañado de dos millones y medio de formaciones remuneradas”.

 

Asimismo, para crear empleo, proponen que con los recursos que de esta reforma del sistema bancario, "éstos se inyecten en fomentar las contrataciones y arrancar el motor. Para que eso tenga un sentido económico es necesario que haya una demanda, que hoy no hay porque las familias no tienen poder adquisitivo. Para salir de este agujero hay que inyectar renta disponible”.

 

Por último, dentro del primer documento, proponen “aliviar la situación de la economía familiar con una rebaja trasversal de las hipotecas al 20% de los ingresos de los hogares”.

 

Su segundo documento, recoge la importancia de la reparación de las consecuencias de la crisis: “la pérdida de derechos laborales y sociales; la pérdida de poder adquisitivo y la rebaja de servicios públicos y prestaciones sociales”, para ello presentan un calendario y un presupuesto “para que en menos de 4 años podamos recuperar ese poder adquisitivo perdido, esas prestaciones sociales y restaurar esos derechos”, .

 

El calendario y presupuesto se basa en “exigirles a los reponsables de la crisis que contribuyan financieramente a esa reparación; que las grandes fortunas del país puedan hacer una contribución temporal al país y que a través de la reforma bancaria que proponemos, tengamos un control de nuestro dinero y capacidad de autofinanciación del Estado Español”.

 

 

Por último, el tercer documento, que se publicará a finales de este mes, hace referencia a la “crisis política y del sistema democrático que está sufriendo España”. Su objetivo “es conseguir mayor participación ciudanana en las decisión políticas, y para ello plantean la creación de cauces institucionales que permitan que se escuche y se tenga en cuenta de una forma real su voz”.

 

 

Antonio Quero, Factoría Democrática

 

Es malagueño por nacimiento e Ingeniero Químico por formación. Profesionalmente se inició en la empresa privada pero desde 1995 trabaja en Bruselas en la Comisión Europea y por oposición. Desde la Comisión Europea ha trabajado en el Área de Presupuestos, Relaciones Exteriores y en la Cartera de Asuntos Financieros y Monetarios en el gabinete del Comisario Europeo, Joaquín Almunia.

Políticamente ha colaborado con el Partido Socialista en Francia en los años 90; ha sido secretario general del PSOE en Bruselas durante dos mandatos consecutivos; vicesecretario general y secretario de Organización en Europa, y saltó a los medios de comunicación de ámbito estatal el pasado año porque fue uno de los creadores de la Plataforma Bases en Red, que se creó en el entorno del 38 congreso del Partido Socialista que se celebró en Sevilla e incluso planteaba la posibilidad de presentarse como candidato frente a Rubalcaba y Chacón, aunque finalmente retiró su candidatura.