Antonio David aprovecha el día de la boda de Rocío Carrasco para atizar a base de bien a su ex

Antonio David Flores

Antonio David no puede más. El colaborador de Mujeres y Hombres y viceversa y ex de Rocío Carrasco ha decidido volver a romper su silencio en Lecturas el mismo día que su exmujer se casa con Fidel Albiac.

Un enlace que se celebrará por todo lo alto en la finca Valdepalacios en Toledo ante 230 invitados. Un abultado número de asistentes entre lo que no estarán los hijos de la novia. "Pretende disfrutar con sus amigos en una boda que yo creo que es de mentira, sin haber contado con los principales miembros de la familia; ni sus hijos, ni sus tíos, ni sus primos. Aquello que su madre quiso mantener unido con tanta garra está totalmente roto", explica a la revista.

 

Para Antonio David las palabras de su ex donde señalaba que es inmensamente feliz son una auténtica ofensa: "Me parece muy cruel que Rocío Carrasco diga que es tan feliz, o haga ver que lo es, sabiendo que sus hijos están sufriendo por ni siquiera estar invitados a la boda de su madre. ¿Cómo puede decir que quiere compartir el día de su boda con la gente a la que quiere y que sus hijos no hayan recibido una invitación?".

 

Y es que la relación entre madre e hijos parece estar completamente rota, es más, Antonio David explica que su hijo ha pasado todo el verano con la familia en Málaga: "La madre tampoco ha pedido estar con el niño. Supongo que le venía bien para organizar la boda y la luna de miel. Yo, encantando, si no llama para pregunta en dos meses y medio cómo está su hijo, allá ella; no es una cosa que ya me preocupe. Mi hijo no ha preguntado por su madre porque los 15 días que él está con Rocío Carrasco ella no le dejaba llamarme. Por lo tanto es normal". 

 

David Flores tiene claro que quiere vivir con su padre desde hace tres años cuando sufrió una fuerte neumonía que le llevó a pasar la Navidad en el hospital. "Me enteré por fotógrafos amigos que estaba en el Rocío y después de pasar el fin de año Rocío Carrasco vino al hospital. Hablé con ella, quise hacerle entender que mi hijo no quería continuar viviendo en su casa porque no lo estaba pasando bien y le propuse que podía vivir conmigo [...] De una forma muy fea, altiva y prepotente como es ella me dijo: 'Cualquier tema relacionado con mis hijos, al juzgado'", explica Antonio David.

 

Esto no es lo que más le duele al protagonista de esta entrevista sino los comentarios que haría de su hija: "En privado hace comentarios acerca de mi hija Rocío y ella sufre mucho, prefiero no entrar en detalles. Eso es bastante peor que hablar públicamente de tus hijos". Y es que como él mismo detalla la relación entre madre e hija se rompió por unas palabras que le dedicó Rocío Carrasco a su exmarido delante de su hija: "El último comentario que aguantó mi hija fue: 'No voy a parar  'No voy a parar hasta ver a tu padre en la cárcel'[...] Es tremendo que una madre diga a su hija: "Vas a llorar lágrimas de sangre".