Antón apunta que la modificación en las cuotas por cuidado de dependientes es causa de la deuda del Gobierno del PSOE

El director general del Imserso, César Antón, ha asegurado este sábado que la modificación en la financiación de las cuotas de la Seguridad Social por cuidados de personas con dependencia está provocada por la deuda de "1.000 millones de euros" que originó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.
VALLADOLID, 24 (EUROPA PRESS)

El director general del Imserso, César Antón, ha asegurado este sábado que la modificación en la financiación de las cuotas de la Seguridad Social por cuidados de personas con dependencia está provocada por la deuda de "1.000 millones de euros" que originó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

El ex consejero de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León ha participado este sábado en la inauguración de un encuentro de familiares de Feaps en Valladolid y, en declaraciones a los medios de comunicación ha matizado los cambios en la regulación de estas cuotas, que no se van a suprimir, ha recalcado.

Antón ha reclamado una "reflexión" sobre la actuación del Gobierno socialista que, según sus datos, dejó "más de 900 millones de euros" de deuda en el sistema de la Seguridad Social por la subvención de las cotizaciones de Seguridad Social de los cuidadores no profesionales. "Es muy fácil prometer y no pagar", ha criticado el director general.

"La Seguridad Social es el sistema más solidario y cualquier deuda que se genera en él causa un desequilibrio", ha recordado César Antón, quien ha apuntado que, por este motivo, los Presupuestos Generales del Estado han tenido que incluir una partida de 1.034 millones de euros

Por otro lado, con respecto a las manifestaciones desarrolladas por los familiares de personas dependientes durante esta semana, ha querido defender que el Ministerio de Sanidad tiene unas relaciones "constantes" con el Cermi y que, en "momentos difíciles" como los actuales trata de explicar la situación.

Así, ha señalado que existen problemas de financiación en las comunidades autónomas y que, al mismo tiempo, el Gobierno trata de defender la sostenibilidad del sistema con el compromiso de "mantener lo básico y lo fundamental".

Por su parte, el gerente de Feaps en Castilla y León, Jesús Mazariegos, ha apuntado que la movilización fue una invitación a la "reflexión" de todo el ámbito de la discapacidad y para manifestar que quieren mantener sus derechos. Ha reconocido que el entorno económico es "muy dificultoso", pero ha defendido que el colectivo de personas con discapacidad y sus familiares quieren seguir con esos derechos que consideran básicos.