Antolín Sanz: “Estar cerca de los ciudadanos y apoyar al Gobierno en su labor de sacar a España de la crisis, es nuestra razón de ser”

El secretario general del Grupo Popular en el Senado y presidente del Partido Popular de Ávila, Antolín Sanz, ha señalado este viernes, ante más de un centenar de alcaldes abulenses, en la convención de los populares en Solosancho, la importancia de “estar cerca de los ciudadanos, de sus problemas y así escuchar sus demandas”, y por esto, es por lo que “el Gobierno de Mariano Rajoy lucha con todas sus fuerzas por sacar a España de la crisis y por crear empleo, que no le quepa duda a nadie

En la convención popular han estado presentes también el presidente de la Diputación de Ávila, Agustín González, el delegado territorial de la Junta, Francisco Gómez, el subdelegado del Gobierno en Ávila, José Luis Rivas, diputados, senadores y más de un centenar de alcaldes abulenses.

 

Según ha explicado el presidente de los populares abulenses, el objetivo de esta reunión ha sido “dejar muy claro que un partido serio, como es el PP, tiene que estar muy atento, con todos los sentidos, a lo que sucede, a las preocupaciones de los ciudadanos y a lo que demandan”.

 

Antolín Sanz también ha trasladado a los alcaldes populares la importancia de este trabajo en equipo y “el apoyo al Gobierno de nuestro país, que tiene el encargo democrático de los ciudadanos, de sacar a nuestro país de la crisis, de generar empleo y recuperar la sostenibilidad de las políticas sociales”.

 

Tenemos la obligación de que España y nuestra provincia sean solventes internamente, económicamente potentes, respetados en Europa y que ofrezcan soluciones y perspectivas de empleo a los abulenses y españoles en paro”, ha apostillado el dirigente popular.

 

Importante impulso: la Ley de Emprendedores

En este sentido, Antolín Sanz ha recordado que en nuestro país, más del 80% de los empleos los generan las PYMES, los emprendedores y autónomos, por lo que “es de vital importancia que estos sectores cuenten con soluciones y el apoyo del Gobierno para desarrollar su labor”.

 

Así, el presidente de los populares abulenses y secretario general del GPP en el Senado ha señalado que el Gobierno de Mariano Rajoy ha aprobado recientemente en las Cortes Generales, la llamada Ley de Emprendedorespara intentar facilitar la creación de empresas, el acceso a financiación para sacarlas adelante y, en un último término, crear empleo a través de ese tejido empresarial”.

 

A lo largo de su intervención, Sanz ha apuntado que, uno de los aspectos más destacados del texto, es la rebaja de la contribución de los nuevos autónomos a la Seguridad Social, con una tarifa plana de sólo 50 euros durante los primeros seis meses, 125 en el semestre siguiente y 175 euros, ya pasado el primer año del proyecto empresarial del nuevo autónomo.

 

Igualmente, el presidente popular ha señalado que esta medida supone a cada uno de ellos un ahorro de unos 2.400 euros, lo que es un incentivo verdaderamente importante. También, ha recordado que para las personas que sufren discapacidades –un 33 por ciento de minusvalía– también se instaura una tarifa plana de cotización de 125 euros al mes durante 4 años y medio, a pagar después del medio año en que, como al resto, se le aplica una cotización de 50 euros.

 

Así, Antolín Sanz también ha puesto de manifiesto que, además de las cuotas reducidas durante el primer año, esta Ley también marca el fin de la declaración del IVA de las facturas que el autónomo ni siquiera ha cobrado, un adelanto que supone al colectivo 1.000 millones de euros cada año.

 

Del mismo modo, Sanz ha expuesto a los alcaldes y dirigentes populares que la Ley de Emprendedores favorece la financiación extra bancaria a través de la figura del ‘business angel’, que es una fórmula de financiación que en otros países de la UE representa entre el 30 y el 40% de la inversión en nuevas empresas.

 

Sobre este punto concreto, Sanz ha dicho que este sistema contempla que personas cercanas o simplemente interesadas en el negocio financien el mismo a título particular, para lo que se establece una deducción del 20 por ciento en la cuota estatal en el IRPF, con ocasión de la inversión realizada al entrar en la sociedad hasta un máximo de 50.000 euros; y también se prima la reinversión de beneficios en la empresa.