Antolín Sanz: “En el PP no tienen cabida el juego sucio, ni los corruptos”

El presidente de los populares abulenses, junto a Cristina Cifuentes. / Cedida

El secretario general del Grupo Parlamentario Popular en el Senado y presidente del PP de Ávila, Antolín Sanz, ha afirmado este viernes, en la Conferencia del PP que se está celebrando en Madrid, que “a los españoles les decimos que en el PP no tienen cabida el juego sucio, ni los corruptos”.

Sanz ha participado en el Foro que lleva por título La España Reformista, coordinada por Cristina Cifuentes y Pablo Zalba.

 

En su intervención, bajo el nombre Dignificar la política: combatir la corrupción, el presidente del PP abulense ha explicado que dentro de la formación política algunos han traicionado los ideales y valores de ética pública que el PP representa. “Es por ello- ha continuado- que ha sido el Gobierno de Mariano Rajoy el que ha puesto en marcha numerosas medidas para combatir la corrupción, el que más”.

 

Además ha subrayado que con este Ejecutivo se ha reforzado nuestro marco jurídico gracias a los Proyectos de Ley Orgánica, como el Control de la Actividad Económica y Financiera de los Partidos Políticos y la Reforma del Código Penal, entre otros.

 

“Todo esto significa ser más transparentes en la actuación, con una Ley de Transparencia que profundiza en la democracia y que tiene como objetivo gestionar lo público y en público”, ha remarcado.

 

Del mismo modo, ha dicho que es necesaria la autocrítica y huir de la autocomplacencia. “Hemos de ser más exigentes en la selección de las personas que nos representan y gestionan los asuntos públicos, ya que los partidos políticos son la columna vertebral de la vida política”.

 

A renglón seguido, el secretario general de los populares en la Cámara Alta ha recalcado que en estos momentos de desafección y alejamiento de la política, los representantes tienen que demostrar más determinación y valentía a la hora de defender nuestra tarea de servicio público.

 

Sobre este punto, Antolín Sanz ha explicado varias de las causas que han provocado la desafección y el recelo hacia la política. Primero, la incapacidad de un Gobierno que entre el año 2008 y 2011 “no tuvo la determinación para aminorar las consecuencias de una crisis económica”. Segundo, la gestión de los recursos económicos basado en "clientelismo y delirios de grandeza". Tercero, una crisis institucional acompañada de una grave crisis de valores. Y, por último, como consecuencia de estas tres, “el gran lastre que han sido la cantidad de casos de corrupción que han socavado la confianza en sus representantes políticos”, ha recordado.

 

“Por ello, nuestro país y nuestra clase política necesita dignificarse y los responsables políticos legitimarse, no como conseguidores de contratos, sino como coordinadores de una política pública de desarrollo social”, ha señalado.

 

VOLVIENDO A LA SENDA DEL CRECIMIENTO

En otro punto de su intervención, el presidente del PP de Ávila ha puesto en valor la recuperación económica de España. “Hemos sido sinceros ante la adversidad y desde la Legislatura de las reformas, estamos volviendo a la senda del crecimiento y la creación de empleo”, ha subrayado.

 

Así, Sanz ha remarcado el gran esfuerzo hecho por todos los españoles, dirigidos por el Gobierno que representa Rajoy, para sacar a España de la crisis.

 

“Las reformas están siendo valoradas por nuestros ciudadanos, sabemos y somos conscientes de la dificultad, pero también somos conscientes que no hay ningún legado que sea una historia sencilla”, ha concluido.