Antolín Sanz defiende al PP e insta a pensar "quien cree que va a ganar algo con esto"

Antolín Sanz, durante su intervención en la Junta Directiva

El presidente del Partido Popular de Ávila, Antolín Sanz, ha rechazado este viernes durante su intervención en la Junta Directiva Provincial Extraordinaria las acusaciones que en los últimos días se han vertido sobre algunos de los integrantes de la cúpula nacional del partido, especialmente sobre el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el propio Partido Popular, y ha defendido la honradez y honorabilidad del partido y sus militantes "contra quienes creen que van a ganar algo con esto"

Sanz ha asegurado que "el Partido Popular es un partido limpio, honrado, transparente y de personas honestas, y siempre lo ha sido porque todas y cada una de las direcciones que ha tenido este partido han sido honorables, transparentes, limpias y de personas honestas". Por ello, ha manifestado que "se nos quiere arrojar la duda y la sospecha y dibujar a nuestro presidente nacional como lo que no es y lo que nadie ha podido demostrar", señalando que "el presidente ha dicho que todo es falso y yo le creo".

 

 

El presidente de los populares abulenses ha apuntado a los medios de comunicación que han destapado los supuestos escándalos y ha indicado que, al igual que se debe ser riguroso en la gestión pública, "también debe exigirse el mismo rigor en todas las actividades profesionales y sobre todo a la hora de publicar noticias que involucran a 800.000 militantes de nuestro partido y al presidente de todos los españoles". En este sentido, ha afirmado que nadie sino los órganos competentes para ello debe dictar sentencia y por ello ha asegurado que estarán "a disposición de la justicia para que se esclarezca la verdad, pero confiamos también en la Agencia Tributaria, que hará que se cumpla la ley".

 

Antolín Sanz se ha mostrado "al lado de todos los dirigentes del partido" pero muy especialmente del abulense Ángel Acebes, "el mejor de los nuestros", al que ha calificado de "honorable y recto, pero sobre todo una persona seria y responsable".

 

De igual manera, el popular ha acusado al partido Socialista de utilizar el presunto escándalo con fines partidistas y ha asegurado que "no sólo hablamos de nuestra reputación como partido sino también como país, y quien está usando todo esto no está siendo un buen patriota". Antolín Sanz, que ha apuntado que el secretario general socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba,"aun no ha pedido dimisiones" en cuanto al asunto de los EREs de Andalucía, ha acusado a los socialistas de usarlo "para debilitar al rival político con el fin de ganar lo que no fueron capaces de ganar cuando tuvieron la oportunidad de ganarlo" y ha instado a los abulenses "a pensar quien cree que va a ganar algo con esto".

 

En cuanto a los presuntos pagos en "B", el mandatario del PP abulense ha insistido en que "en este partido no se pagan cantidades no justificadas en la contabilidad del partido ni ocultas y todo se ha ajustado a la más estricta legalidad", por lo que no ha dudado en afirmar que "no podrán impedir que se conozca la verdad ni torcer nuestro compromiso porque no tenemos nada que ocultar".

 

Antolín Sanz ha reconocido que "se puede sacar una manzana podrida del cesto" pero ha afirmado, dirigiéndose a los cargos públicos presentes en la cita, que "la mayoría de los que estais aqui trabajais más que nadie por la cara y no es justo que se os meta en el saco por cuatro corruptos". Por este motivo, Sanz ha reafirmado su creencia en la política, se ha mostrado orgulloso de su trabajo y ha pedido a los presentes que transmitan a los ciudadanos "que trabajamos por Ávila y los abulenses".

 

En referencia a la situación social, el presidente del PP de Ávila ha indicado que la recuperación económica está requiriendo sacrificios y renuncias de los ciudadanos desde todos los ámbitos "que suponen una hipersensibilidad social hacia la gestión pública y hacia quienes tenemos vocación de servicio público, especialmente la política y los políticos, y especialmente hacia todo lo que huele a corrupción". En este sentido ha dicho que los ciudadanos "no pasan ni una, y hacen muy bien, tienen derecho a pensar como piensan pero nosotros también tenemos dercho a explicarnos, a explicarles la verdad de lo que está pasando y a disipar cualquier sombra de duda sobre nuestro comportamiento como partido y como servidores públicos".

 

El popular ha defendido también a la clase política en general haciendo sus palabras extensivas a todas las formaciones "donde militan y trabajan diariamente mujeres y hombres honorables y rigurosas, que defienden sobre todo el interés general desde un posicionamiento, el suyo como el nuestro, ideológico, pero que también es válido para la sociedad en su conjunto".