Antolín Sanz apela a la ética y el derecho para tener una verdadera democracia

El secretario general de los populares en el Senado argumenta que “la transparencia es una arma muy importante para luchar contra la corrupción”.

El secretario general del Grupo Parlamentario Popular en el Senado y presidente del PP de Ávila, Antolín Sanz, ha afirmado hoy, en la Convención del PP que se está celebrando en Valladolid, que “la democracia para ser verdadera necesita una ética y un derecho que se fundamentan en la verdad”.

 

Sanz ha intervenido en la Comisión que lleva por título España, una gran Nación, coordinada por el vicesecretario de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons.

 

En su intervención, Antolín Sanz ha asegurado que nuestra Nación no es el fruto del azar o de la improvisación, ni  un mero artilugio artificial que se pueda desmontar a capricho; es la convergencia secular de muchas voluntades, la decantación histórica de los esfuerzos y de la solidaridad de los pueblos. “Nuestro país ha hecho grandes cosas en el pasado y quiere seguir haciéndolas en el porvenir; y en este presente y futuro el PP tiene una gran responsabilidad ante todos los españoles”.

 

Sanz ha explicado que España y su actual Gobierno ha heredado tres crisis importantes: en primer lugar, una crisis económica, que muestra su peor cara en un paro masivo; en segundo lugar, la opinión generalizada que muestran las encuestas de desafección hacia la clase política; y como consecuencia de estas dos, una tercera crisis de valores que se alimenta tanto de la crisis económica como en la desafección política.

 

Así, ha afirmado que el PP tiene que dar solución a una pésima situación económica, fruto del mal hacer del anterior Gobierno del PSOE, a la crisis de valores y una desafección del sistema democrático. “Tenemos un importante compromiso de acción, al que debemos ser capaces de incorporar a toda la sociedad en su conjunto”, ha remarcado Sanz.

 

Del mismo modo, ha detallado que tanto el Gobierno, como el PP, “estamos trabajando para recuperar la credibilidad en las instituciones, consecuencia de la falta de integridad y la falta de buen gobierno del PSOE, que han generado esta desconfianza, ahondando así la crisis de valores en nuestra sociedad”.

 

TRANSPARENCIA ES IGUAL A CONTROL DEMOCRÁTRICO


Así, Sanz ha señalado que “la transparencia es igual al control democrático”, que es un principio básico y fundamental que cimenta el funcionamiento del poder público, exigido no sólo por razones de control del poder como tal, sino también por inexcusables motivos de eficacia de la opinión pública.

 

“La transparencia es una arma muy importante para luchar contra la corrupción”, ha dicho con rotundidad Antolín Sanz, tras lo cual ha continuado explicando que, lo que se hace o se decide no hacer, ha de exponerse a la mirada y al escrutinio de los ciudadanos. “Por esto, el Gobierno ha dado luz verde a la Ley de Transparencia, Acceso a la Información y buen Gobierno, que es toda ella un principio vinculado a la noción de democracia”, ha explicado.

 

MEJORAR CAUCES DE PARTICIPACIÓN


En otro punto de su intervención, el secretario general de los populares en el Senado ha puesto en valor la reafirmación del esquema representativo de nuestro país como única forma de organización viable, con el objetivo de mejorar la democracia, que no regenerarla. “El PP siempre ha gobernado por el reformismo democrático y todo lo que conduzca a mejorar los cauces de participación”, ha remarcado Sanz.

 

Del mismo modo, ha dicho que la mejora de la participación representativa (Ley Electoral), como la de los necesarios mediadores que la protagonizan, los partidos políticos, no debe excluir los mecanismos de participación directa de los ciudadanos; tenemos que estar abiertos al análisis, la reflexión y en tal caso, las posibles reformas. “Eso sí, todo ello ha de hacerse desde el consenso constitucional, que hoy no existe”, ha remarcado.

 

En este sentido, Antolín Sanz ha manifestado que “tenemos que trabajar para potenciar la participación de los ciudadanos en la vida de los partidos políticos”, así como “profundizar, como lo estamos haciendo en el PP, en la transparencia interna en todos los ámbitos, y muy especialmente, en el control de la actividad económico-financiera de todos los partidos políticos, tal y como ha adelantado el anteproyecto de Ley Orgánica impulsado por el Gobierno”.

 

Así, ha explicado también, que el desapego de los ciudadanos respecto a la política y las instituciones, pasa por la revitalización de nuestra democracia y debe incluir la recuperación del prestigio de la política, donde los parlamentos juegan un papel fundamental.

 

APUESTA POR UN SISTEMA BICAMERAL


Antolín Sanz ha apostado por el sistema bicameral y ha defendido el papel del Senado, cuyas competencias deberían ampliarse, en la línea en la que se está trabajando en la Ponencia del Senado, así como su papel en el proceso legislativo.
 
Sobre esta reforma, que según Sanz es “esencial”, ha señalado que su principal objetivo es convertirla en una verdadera Cámara de representación territorial, modificando sus funciones, para que sea Cámara de primera lectura de las iniciativas legislativas de contenido autonómico, en las relativas a la organización y financiación de las entidades locales, en la reforma de los estatutos de autonomía; en todo lo previsto en el artículo 150 de la Constitución, y también, que pueda ser un cauce de participación e interlocución entre las CC.AA. entre sí y con el Estado.